Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los autores en castellano dicen no a Francfort

En la lista de 101 escritores invitados a la feria, presentada hoy, solamente los hay en catalán

Más de un centenar de escritores invitados; 250 editoriales y 1.800 profesionales del sector; una ocupación del 90% de los equipamientos culturales públicos de la ciudad a partir de 63 espectáculos con 705 artistas invitados; el escritor Quim Monzó haciendo el parlamento inaugural el próximo 9 de octubre..., pero el potente programa definitivo que el Institut Ramon Llull (IRL) presentó oficialmente ayer en Francfort sobre Cataluña como invitada de honor de la próxima Feria del Libro de la ciudad quedó en parte eclipsado al comprobarse que en la lista oficial de los 101 escritores invitados no hay por el momento ninguno de los autores catalanes que escriben en castellano. Según indicó Bargalló, declinaron la invitación.

Sólo Juan Goytisolo y Jorge Semprún aparecen como representantes de este colectivo en el audiovisual de una de las exposiciones. Por no aparecer, ni están nombres que parecían fijos en las quinielas de estas últimas semanas como Eduardo Mendoza y Javier Cercas, cuando este último iba a participar en la gala inaugural, Un passeig per la cultura catalana, en un espectáculo dirigido por Joan Ollé.

"La presencia mayoritaria y la protagonista tiene que ser la literatura catalana escrita en catalán; aun así, me entrevisté cordialmente con Goytisolo, Cercas, Mendoza, Marsé, Vila-Matas, Ruiz Zafón, Hériz y Núria Amat y les invité, y bajo fórmulas distintas declinaron al considerar que el protagonismo ha de recaer en la cultura catalana escrita en catalán, en unas respuestas que entiendo, comparto y agradezco", afirmó el director del IRL, Josep Bargalló.

A esa explicación de no quitar protagonismo se agarró también el director de la Feria del Libro de Francfort, Juergen Boos, que hace apenas un año pidió a los responsables catalanes que se hiciera lo imposible para incorporar autores de expresión castellana. "Entiendo que estos autores en castellano se coloquen en un segundo término para que puedan visualizarse aquellos que no están traducidos o se conocen menos en catalán; aquí queremos tener a los escritores que no conocemos. Además, seguro que Carlos Ruiz Zafón u otros vendrán con sus editoriales".

Que la dualidad lingüística iba a protagonizar la presentación oficial estaba en la mente de todos, como reflejaron los parlamentos. Así, Bargalló hizo público que "una editorial catalana tan importante en lengua castellana como Anagrama" presentará durante la feria (del 9 al 14 de octubre) una nueva colección, Biblioteca Catalana, de 10 autores de lengua catalana traducidos al castellano; o que la mítica Agencia Carmen Balcells dedicará este año en la feria buena parte de su caseta a sus autores de lengua catalana.

Boos, consciente de que el objetivo histórico de la feria es "estimular los cambios de perspectiva y abrirse, amén de a lo cultural, a la dimensión política y económica", defendió que "la literatura también tiene que ser política y queremos, sin tomar partido, ser una plataforma para ello". El presidente de la Associació d'Editors en Llengua Catalana, Lluís Pagès, recordó que en 2005 se editaron en Cataluña 9.000 títulos en catalán, "más que Finlandia, Suecia o Irlanda con sus idiomas", mientras que el presidente del Gremi d'Editors de Catalunya, Antoni Comas, comentó que la mayoría de las empresas editoras catalanas publican "tanto en catalán como en castellano porque nuestro mundo es el mundo".

Bargalló se esforzó por dar una imagen de Cataluña fuertemente cosmopolita, proponiéndola como modelo para la futura identidad europea. Así, tras asegurar que la lengua catalana es "más moderna" que las otras lenguas "porque no es minoritaria", aseguró: "Impondremos nuestra convivencia como modelo europeo plurilingüe y cultural". Como muestra, indicó que entre el público se encontraban representantes de Perpiñán, L'Alguer y Andorra. En la primera fila estaba también la consejera cultural de la Embajada española en Berlín, Itziar Taboada, que declinó comentar la ausencia de autores castellanos en la lista oficial. "El Ministerio de Exteriores no tiene nada que decir ahí", sentenció, si bien no pudo evitar cierta sorpresa al constatar que sí había autores o expertos extranjeros invitados como György Konrad, Walther Bernecker y William Cliff. Faltaron a la presentación los representantes de las islas Baleares -"por encontrarse en pleno proceso poselectoral, pero todos los partidos están de acuerdo con el programa", explicó Bargalló- y de Valencia, si bien estarán oficialmente "diversos ayuntamientos", entre ellos los de Sueca, Gandía y Elche.

"La lista oficial de autores invitados aún no está cerrada del todo, seguramente llegaremos a 132", aseguraba ayer la comisaria del programa, Anna Soler-Pont. En ella figura la escritora Imma Monsó, que ayer fue la encargada de abrir el acto con un parlamento en el que aseguró: "Amo mi lengua, pero no es un amor incondicional, la quiero bajo la condición de que los contenidos hiervan de ideas y de interés".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de junio de 2007