Reportaje:

Tiene hora con el médico (manipulada)

Trabajadoras de dos centros sanitarios afirman haber alterado por orden de sus jefes las fechas de las citas de los pacientes con los especialistas para reducir las listas de espera

Auxiliares administrativas de dos centros sanitarios que dependen del hospital Doce de Octubre afirman haber manipulado por orden de sus jefes las fechas en las que reciben la petición del paciente para ver al médico especialista (como el ginecólogo o el traumatólogo) o para que les realicen una prueba que pueda diagnosticar su dolencia. El objetivo, según las trabajadoras, sería reducir oficialmente las listas de espera.

Estos centros son el de Orcasitas, en el distrito de Usera, y el de la calle del Aguacate (Carabanchel). Ambos dependen del hospital Doce de Octubre, que tiene asignados a 900.000 enfermos de toda la región.

"Recibimos órdenes verbales para cambiar los datos", afirman los administrativos
Más información
Casi un día entero para una cita

"Hemos recibido órdenes verbales de nuestros superiores para modificar las fechas y así lo hemos hecho", aseguran las trabajadoras. Sólo cuatro se atreven a hablar, con el compromiso de mantener su anonimato. El resto -muchas de ellas no son fijas- no quieren hacer declaraciones.

En el caso de Orcasitas, las órdenes verbales se materializaron en que la jefa de las administrativas colgó el martes pasado el cartel que se reproduce en esta página: "Como muy bien sabéis ya todas, es muy muy importante que al ir a dar una cita de más de 40 días de demora en pacientes nuevos, hay que modificar la fecha inicial y de indicación para que no se superen los 40 días máximo que se nos exige".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

¿Qué significa esto? Según unos documentos internos correspondientes al programa informático de citas del centro de Orcasitas [que tiene asignadas 115.000 personas], que si un paciente llega, por ejemplo, el 7 de junio de 2007 a pedir que le vea el especialista, se introduce como "fecha de indicación" y "día inicial" una futura (15 de julio), más cercana al día en que le va a recibir el médico (24 de julio). Este caso es real y figura en estos documentos. Otra paciente, que llega el mismo día, es recibida con fecha 1 de septiembre y citada el 17 del mismo mes. Un tercer caso sería el de un hombre que llega, para el ordenador, el 15 de noviembre. Su cita es el 29 del mismo mes.

El cartel, que se pegó en el mostrador en el que se atiende a los pacientes, fue fotografiado por CC OO el jueves y desapareció ese mismo día, según el sindicato. "Hemos hecho lo que nos han ordenado por escrito: modificar las fechas", explican las trabajadoras. La jefa que supuestamente colgó el cartel lleva varios días de baja.

La Consejería de Sanidad contesta que es "rotundamente falso" que los trabajadores estén siendo presionados para cambiar las fechas y que los casos como los citados más arriba "son pacientes que van a revisión, no son enfermos nuevos. Y éstos, aunque vayan a pedir cita en junio, tienen que ser vistos cuando lo dice el especialista, al que seguramente le convendrá ver al enfermo en noviembre porque es cuando éste tendrá listas las pruebas. Los pacientes que van a revisión no computan en el recuento de los 40 días de espera".

Sin embargo, en los documentos informáticos de la petición de cita en poder de este periódico, los tres pacientes citados están etiquetados como "consulta nuevos".

En el escrito colgado en Orcasitas, la jefa de las administrativas asegura que la orden de modificar las fechas viene directamente "de la doctora Feliú" que, a su vez, cumple órdenes del gerente del hospital. Éste, según la nota, cumpliría a su vez lo que le han ordenado desde la Consejería de Sanidad.

"Es mentira que los planteamientos e indicaciones plasmados en el escrito sean fruto de una instrucción de la dirección de este hospital o de la Consejería de Sanidad", aseguró una portavoz del hospital. "La nota en cuestión no es un documento oficial ni institucional, y, de hecho, no incluye membrete ni logotipo de identidad corporativa, sino tan sólo la firma de su autora. Por este motivo, se procederá a abrir una investigación para depurar responsabilidades y, en su caso, tomar las medidas procedentes", afirmó.

CC OO corrobora la versión de las empleadas y aseguró que la nota "es una prueba documental de algo que los trabajadores de los centros de especialidades vienen denunciando desde hace tiempo". El sindicato envió el jueves una carta a la gerencia del hospital Doce de Octubre donde denuncia que las órdenes dadas en la nota "es un claro caso de falsedad documental que puede afectar incluso a las posibilidades de reclamación administrativa o judicial de los usuarios".

Dos trabajadoras del centro de Carabanchel explicaron que habían recibido órdenes verbales para cambiar la fecha de la petición de pruebas diagnósticas de los pacientes. "Lo hemos hecho hasta hace dos meses. Desde entonces no es necesario, porque se han ido derivando a centros privados", aseguran.

CC OO afirma que también han recibido presiones los administrativos del centro de especialidades de Pontones, que pertenece a la misma área sanitaria. Éstos ayer no quisieron hacer declaraciones. En el centro de Villaverde, que también depende del Doce de Octubre, los administrativos aseguraron desconocer el asunto.

El objetivo es, siempre según la versión de las trabajadoras, que en los datos del centro no aparezca nunca que ha habido una demora superior a los 40 días entre que el enfermo pide la cita y es atendido. Así, para la estadística, los centros cumplirían los objetivos marcados por Esperanza Aguirre de reducir las listas de espera.

Aguirre, se ha comprometido a reducir durante la próxima legislatura a un máximo de 40 días la espera para recibir un diagnóstico del médico especialista desde que visita al médico general, y, en caso de enfermedad grave o cáncer, a un tope de 15 días.

Imagen del mostrador de citación de paciente en el centro de Orcasitas tomada el pasado jueves.
Imagen del mostrador de citación de paciente en el centro de Orcasitas tomada el pasado jueves.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS