Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cita anual de los empresarios en Sitges

"Lo hará bien o mal, te gustará o no, pero al menos manda"

Los empresarios catalanes se felicitaron ayer de oír en boca de los políticos los temas que figuran en su agenda de preocupaciones: impuestos, infraestructuras, investigación y, sobre todo y ante todo, estabilidad. Una estabilidad sobre la que algunos eludieron pronunciarse, pero sobre la que, al menos, vieron muy confiado al presidente de la Generalitat, José Montilla.

Aun así, la resaca de las elecciones municipales y la próxima contienda electoral se hicieron notar. A ningún empresario se le pasó desapercibido que el líder del PP, Mariano Rajoy, utilizara el futuro, y no el condicional, a la hora de plantear sus ideas para un Gobierno, erigiéndose así como próximo presidente del Gobierno central, tras los resultados de las municipales. Algo parecido a lo que hizo al día siguiente el presidente de CiU, Artur Mas.

A Montilla le reconocieron capacidad de mando. El responsable de PriceWaterhouseCoopers en Cataluña, Xavier Brossa, opinó que "se ha notado una aproximación de Montilla a los empresarios. En los corrillos se dice: lo hará bien o mal, te gustará o no, pero al menos manda".

Para el presidente de la patronal vallesana Cecot, Antoni Abad, Montilla "lo explica demasiado bonito, pero tiene un fondo de razón". "No creo que haya tanta unidad de Gobierno, pero el presidente sí es cierto que impone orden", añadió.

Rajoy conecta

"La normalidad se recupera poco a poco", señaló ayer el director general de ESADE y presidente de la aerolínea Clickair, Carlos Losada, quien destacó que Rajoy supo conectar con los asuntos que más interesan al empresariado catalán. De hecho, apuntó que "no hay diferencia entre los objetivos que unos y otros detectan para la economía, sino en cuáles son sus prioridades".

La vicepresidenta de Renta Corporación y ministra con el Gobierno del PP, Anna Birulés, también opinó que el presidente de los populares "marcó correctamente la agenda económica y política". "Podemos discrepar sobre qué se hará, pero las prioridades fueron claras", apostilló.

Los centenares de empresarios congregados en Sitges escucharon ayer las experiencias de altos directivos como el presidente de Habitat, Bruno Figueras, que contó cómo su empresa familiar se decidió finalmente a dar entrada a otros socios para poder comprar la división inmobiliaria de Ferrovial. Y planteó la posibilidad de salir a Bolsa en un futuro para poder seguir creciendo.

El presidente de Sacyr, Luis del Rivero, destacó cómo las empresas españolas "han aprovechado la falta de iniciativa en el resto de Europa" para emprender aventuras internacionales, mientras que el director del fondo británico Apax Partners en España, Nicolás Bonilla, puso al día a los asistentes del boom del sector del capital riesgo. Javier Pérez Dolset, de Lanetro Zed, también habló del crecimiento de su compañía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de junio de 2007