Reportaje:66ª Feria del Libro

La nueva heroína del hogar

La humorista Nani pone a hombres y mujeres ante el espejo en 'Sobreviviendo en pareja'

Los dos están abrazados, se miran amorosamente y, de repente, ella, Magola, le pregunta: "¿Estás pensando lo mismo que yo?", a lo que él responde entusiasmado: "¿Tú también quieres macarrones?...".

Así es el mundo de Magola, uno de los pocos personajes femeninos en el humor gráfico que retrata la vida tras el dichoso "Y comieron perdices". Quince años lleva en esa misión esta profesional, ama de casa y feminista que reivindica la igualdad de sexos sin perder la feminidad, pero con poco tiempo para embellecerse. Creada por la colombiana Nani, Adriana Mosquera, esta heroína del hogar debutó en el diario bogotano El Espectador como respuesta a las primas explosivas de Barbie dibujadas por sus colegas masculinos.

Más información

Nani comprobó, además, que al menos el 99% de las viñetas y tiras de los diarios son dibujadas y escritas por hombres. "Ellos se han dedicado a hablar del ámbito público, de la política o del trabajo desde su punto de vista. Yo me he propuesto hablar del ámbito privado, de lo que pensamos las mujeres y, sobre todo, acabar con los estereotipos tanto de hombres como de mujeres. Me río de todo lo que pasa en torno a la pareja; no me río en particular de los hombres ni contra ellos, por el contrario, confío en la gran mayoría".

Esta tira cómica es un espejo para mujeres y hombres con su publicación en México, Estados Unidos, Colombia o España (Metro e Interviú), pero que leen en media Latinoamérica. En España, donde vive ahora su autora, se acaba de editar Sobreviviendo en pareja (Ediciones B), con un prólogo-viñeta donde Forges pide que el diccionario incluya el término Magolear.

Ellas, Nani y Magola, recuerdan que las rutinas del hogar y la pareja están llenas de humor. Según la dibujante, miembro de sindicatos de América y Estados Unidos, "el centro de nuestras vidas es nuestra casa. De allí parte nuestro comportamiento y forma de ser, pero está tan omnipresente que lo subestimamos, e incluso pensamos que cuando nos vayamos a vivir con alguien nos va a ganar la rutina y el tedio. Pero es cuando realmente empiezan los cambios. Los cuentos de hadas terminan en 'Se casaron, fueron felices y comieron perdices', y lo cierto es que hay otra historia llena de locos intentando encajar que empieza donde estos cuentos terminan".

El feminismo a ultranza no va con Magola. Y Nani cree que, a veces, la misma mujer es la que fomenta el machismo. "Es fácil culpar de todo a los hombres, pero lo realmente heroico es reconocer que nosotras también nos podemos equivocar al crear o al reaccionar en muchas situaciones".

¿Y por qué hay pocas mujeres en el mundo gráfico? "Se unen varios factores: aún arrastramos la educación antigua en donde a las mujeres se nos educaba para no opinar, para ser siempre correctas. Además, existía la falsa creencia de que las mujeres no sabíamos dibujar y que los artistas eran unos bohemios irresponsables; si combinas eso con ser mujer te sale una perdida. Afortunadamente, esos conceptos han ido desapareciendo y cada vez se incorporan más mujeres a este oficio". Sobre el humor gráfico en España, Nani cree que es extremo: "O te dedicas a hacer política o al humor transgresor y de sexo, o tienes pocos espacios para publicar. Las tiras cómicas blancas están llamadas a desaparecer".

Aunque no se cansa de insistir en obviedades, y un día muestra a Magola escurrida en el sofá de casa, mientras observa y oye cómo la alfombra, los muebles, la mesa y las cortinas le dicen al unísono: "¡Límpiame, límpiame!", y ella desconsolada ante el desconcierto sólo atina a preguntarse: "¿Por qué Alberto no escucha esto?".

Nani estará en la Feria del Libro el 9 de junio a las seis de la tarde en la caseta 170.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 30 de mayo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50