Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OMS pone fin a la guerra sobre el acceso a la vacuna para la gripe aviar

La Asamblea Mundial de la Salud de la OMS firmó ayer la paz en la guerra que desde principios de año enfrentaba a los países pobres con la organización por los derechos sobre una futura vacuna para la gripe aviar. Indonesia, el país más castigado por la epidemia (ha sufrido 21 de los 43 infectados de 2007), lideró la rebelión, y se negó ceder muestras a la OMS si no se le garantizaba el acceso a la vacuna, lo que al final consiguió.

En la reunión -la primera que preside Margaret Chan- participaron más de 2.400 delegados de 193 países. Brasil -que acaba de romper la patente de un fármaco antisida- impulsó el debate sobre la propiedad intelectual de medicinas en países que no cuentan con suficientes recursos para comprarlos o fabricarlos. Chan afirmó que está "profundamente comprometida con esos objetivos" y ha tomado nota del "deseo de los países de moverse más rápido".

Por otra parte, tras su guerra al tabaco, la OMS apunta ahora su artillería hacia el alcohol y ha planteado "una estrategia global para reducir los problemas relacionados con su consumo abusivo". Según la OMS, el alcoholismo causa 2,3 millones de muertes anuales (el 4 % del total). Europa es la región de más consumo, con 87 millones de personas "en riesgo" (el 10% de la población).

Salud laboral

En salud laboral, la OMS ha aprobado un plan con alcance de 10 años. Éste tiene dos objetivos: la eliminación de enfermedades por exposición al amianto y el control de la hepatitis B entre los trabajadores sanitarios. "Este plan tiene grandes repercusiones porque hablamos de más de la mitad del mundo", explicó a este diario la española María Neira, directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS.

"No se trata sólo de reducir riesgos, sino que se trata igualmente de prevención y promoción de la salud en el trabajo, lo que eleva la calidad de vida de los trabajadores, pues deseamos que se usen los lugares de trabajo para fomentar hábitos saludables como una mejor dieta, combatir el sedentarismo o la prevención de enfermedades cardio-vasculares", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de mayo de 2007