El Papa amenaza con excomulgar a los políticos católicos que favorezcan el aborto

Benedicto XVI subraya en Brasil que la Iglesia no dejará de fortalecer la familia tradicional

El papa Benedicto XVI no esperó a aterrizar ayer en São Paulo para abordar directamente el que va a ser uno de los puntos fundamentales en su primera visita a Brasil. En una improvisada conferencia de prensa a bordo del avión en el que viajaba, el Pontífice criticó duramente a los políticos católicos que votan -como ha sucedido en México la semana pasada- a favor de despenalizar el aborto, y apoyó la decisión de excomulgar a los legisladores católicos que respalden este tipo de medidas, según fuentes presentes en el encuentro. En el primer discurso que pronunció anoche al pisar tierra brasileña, Joseph Ratzinger subrayó que la Iglesia no dejará de insistir en el fortalecimiento de la familia tradicional.

Más información

En los enfrentamientos entre el papado y los diversos poderes políticos a lo largo de 2.000 años, la excomunión ha sido un arma empleada por la Iglesia en numerosas ocasiones. Una medida especialmente temida por príncipes y Estados ya que en otros tiempos significaba en la práctica que los ciudadanos quedaban liberados de su compromiso de lealtad hacia las autoridades civiles católicas. Y aunque en desuso en este ámbito -desde que Pío IX excomulgara a toda la familia real italiana por la anexión de Roma a Italia en 1870-, no significa que haya dejado de existir. La Iglesia ha advertido repetidamente de la excomunión que pesa sobre las mujeres que abortan y quienes les ayudan, y así lo recordó Ratzinger sobre el Atlántico mientras se aproximaba a Brasil.

Refiriéndose en concreto a la amenaza de excomunión lanzada por el episcopado mexicano contra los legisladores que han despenalizado parcialmente el aborto, el Papa subrayó que "esta excomunión no sería arbitraria, sino que está permitida por el Derecho canónico, que estipula que matar a una criatura inocente es incompatible con la comunión". Ratzinger destacó que "el egoísmo y el miedo" están en la raíz de las legislaciones proabortistas. "En la Iglesia tenemos una gran lucha por defender la vida, que es un regalo y no amenaza", dijo a los periodistas.

El portavoz de la Sala de Prensa del Vaticano, Federico Lombardi, apostilló que en cualquier caso la excomunión contra los legisladores mexicanos no ha sido pronunciada ni por los obispos, sino que han sido "ellos mismos" quienes se han colocado en esa situación con su comportamiento.

Cerca de las nueve de la noche de ayer (hora española), el avión papal aterrizó en el aeropuerto de Guarulhos, a una hora de la capital económica de Brasil, dando comienzo a la primera visita de Benedicto XVI a América, un continente que no obstante ha frecuentado durante su etapa como cardenal al frente de la Congregación para la Doctrina de la Fe. El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, se desplazó hasta Guarulhos para recibir al Papa, mientras miles de personas desafiaban al mal tiempo para aclamar al Pontífice en las calles de la ciudad.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

En sus primeras palabras, Benedicto XVI deseó que durante la Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe (Celam), que inaugurará el próximo domingo en el santuario de Aparecida -a 200 kilómetros de São Paulo-, sea reforzada la identidad "radicalmente cristiana" de promover "el respeto a la vida desde su concepción a su natural declive, como exigencia propia de la naturaleza humana".

AP

EL PAPA EN BRASIL

- El Pontífice inaugurará el domingo la Conferencia Episcopal latinoamericana a 200 kilómetros de São Paulo

- Ratzinger quiere promover en su viaje el "respeto a la vida desde su concepción a su natural declive"

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 09 de mayo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50