Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pantoja ingresó en tres años más de un millón de euros de origen desconocido, según Hacienda

La detención de la cantante Isabel Pantoja en relación con la investigación del caso Marbella, una trama de corrupción masiva en la que están implicados la mayoría de los concejales que formaron parte del Gobierno municipal de esa localidad, se decidió tras un exhaustivo trabajo de expertos policiales en lucha contra el blanqueo de dinero y los miembros de la Agencia Tributaria que están adscritos a la investigación del supuesto fraude. La conclusión más abultada que se extrae de ese análisis tributario del historial de Pantoja es que la tonadillera, compañera sentimental del ex alcalde Julián Muñoz, ingresó más de un millón de euros en efectivo en sus cuentas corrientes entre 2003 y 2007 sin que estuviera justificado su origen.

El juez investiga otras operaciones en efectivo no incluidas en el análisis especial de la Agencia Tributaria

Las declaraciones de Hacienda de la tonadillera reflejaban hace cuatro años pérdidas en la mayoría de sus empresas

La cantante depositó 3.000 euros diarios en una de sus cuentas bancarias entre el 7 y el 22 de abril de 2003

Los investigadores sospechan que este dinero puede proceder de las comisiones irregulares cobradas por Julián Muñoz durante su gestión al frente del Ayuntamiento de Marbella. Muñoz permanece encarcelado desde el pasado mes de julio por decisión judicial tras descubrir la existencia de actividades ilícitas relacionadas con su gestión política y con el blanqueo de dinero durante el tiempo que ocupó el primer sillón municipal en Marbella. El juez imputa a Muñoz por cohecho y malversación de fondos públicos del Ayuntamiento durante su etapa de alcalde, de la que fue apartado por una moción de censura.

En el registro de su vivienda en la urbanización La Pera de Marbella, en el mes de julio pasado, los funcionarios encontraron en un bolso de Pantoja más de 50.000 dólares: La artista justificó la existencia de este dinero en "un anticipo de una gala en América Latina" y explicó que debía devolver el dinero debido a que la gala se suspendió y no le pertenecía. En el mismo bolso tenía más de 5.000 euros, que la cantante reconoció como suyos para los gastos diarios de su casa además de de diversa documentación y una agenda de 2004.

Desde aquel registro hasta hace apenas una semana, la investigación judicial continuó examinando el historial fiscal de la tonadillera y los movimientos de sus cuentas corrientes.

Otras operaciones

La investigación ha determinado que entre las cantidades ingresadas por Pantoja sin justificación aparente de su origen no se incluye el dinero que la cantante utilizó en efectivo para cerrar distintas operaciones mercantiles que está investigando el juez que instruye el caso Marbella:

- La compra del apartamento 105 del hotel Guadalpín (más de 353.000 euros)

- Los pagos que haya podido efectuar por el arriendo de fincas.

- La compra de 300 reses para su ganadería o la adquisición de vehículos.

Los investigadores, conscientes de que los ingresos de algunos de los negocios de Isabel Pantoja, como son la explotación de restaurantes o sus conciertos, podrían generar ingresos en efectivo, han considerado que el límite máximo de beneficios de esas actividades no declarados a Hacienda sin que pudiera considerarse delito sería de 12.000 euros.

La cantidad global de fraude que le imputan a raíz de la investigación tributaria, descuenta ya estas sumas que hubiera podido obtener por sus actividades oficiales.

El rastreo del dinero de origen desconocido que engrosó las distintas cuentas de Isabel Pantoja ofrece los siguientes resultados: en 2003 ingresó más de 600.000 euros; en 2004, rondó los 200.000 euros; en 2005, metió una cifra similar y en el último año se redujo a 120.000 euros. En total, cerca de 1,2 millones de euros (200 millones de pesetas).

Pese a estos ingresos, lo declarado ante Hacienda por Isabel Pantoja en 2003 apenas rozaba los 100.000 euros, según la investigación de la Agencia Tributaria. Un año antes, la mayoría de sus empresas, supuestamente vinculadas al blanqueo de dinero, según la investigación, presentaba pérdidas o ningún beneficio.

Para difuminar las entregas de dinero en efectivo, supuestamente obtenido por medios irregulares, la investigación ha descubierto que, por ejemplo, desde el 7 de abril hasta el 22 de abril de 2003 (año en que lo ingresado sin justificación de su origen superaba los 600.000 euros), Pantoja formalizó una decena de ingresos en efectivo; cada uno de ellos, por 3.000 euros. La tonadillera acudió casi a diario al banco durante esos 15 días para ingresar más de 300.000 euros.

"No tengo nada que ver"

Isabel Pantoja declaró en una entrevista concedida a Cuatro que no tenía ninguna relación con los supuestos negocios ilegales de su compañero Julián Muñoz: "Yo no tengo nada que ver en este problema. Mi nombre era el primero, venga, y otra vez y otra vez".

Tras interrogar a la cantante, el juez Miguel Ángel Torres decretó para Isabel Pantoja prisión eludible bajo fianza de 90.000 euros al encontrar indicios de un supuesto blanqueo de dinero y otro delito fiscal. La tonadillera reunió esa cantidad para salir en libertad.

El juez Miguel Ángel Torres justificó la detención de madrugada de Isabel Pantoja en el tipo de delito que supuestamente había cometido y en el hecho de que otras personas implicadas en el caso Marbella recibieron un trato similar.

Hasta el momento, la investigación de la corrupción en el Ayuntamiento de Marbella ha llevado ante el juez a más de 100 personas que fueron, como Isabel Pantoja, detenidas por la Policía y puestas a disposición judicial.

El caso Pantoja tiene una relación indirecta con la trama de corrupción destapada en el ayuntamiento de Marbella. La investigación judicial ha permitido demostrar que en torno a las recalificaciones urbanísticas, las concesiones de licencias o la adjudicación de contratos se montó una red de cobro de comisiones ilegales que iban a parar a los bolsillos de los concejales que componían el Gobierno municipal y que con su voto favorecían los negocios de contratistas, promotores y constructores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de mayo de 2007