Cartas al director
i

Beatificación vaticana

El sacerdote Antxón Aristimuño, natural de Hernani, fue fusilado por el Gobierno de Franco, junto con otros 14 sacerdotes vascos, cuando le pillaron huyendo del golpe de Estado del 36, en un barquito por el Cantábrico.

Reverendo padre Martínez Camino SJ, espero que estos 15 sacerdotes estén entre los "498 mártires de la República" que el Vaticano va a beatificar para la "reconciliación de los españoles". Resulta evidente que fueron mártires de los golpistas y no en nombre de la "cruzada", que apoyó la Iglesia, bajo palio.

No todos los 498 religiosos deberían ser beatificados, porque algunos "murieron por su fe", pero muchos de ellos murieron porque por su crueldad y por su culpa fusilaron en toda la España nacional a mucha gente a causa de sus delaciones y señalando con el dedo a los que debían ser eliminados. Además, han tenido más de 40 años de homenajes y plegarias. Por favor no manipulen cosas que sólo sirven para dividirnos más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de mayo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50