Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Maniático y excéntrico

Diego Peretti protagoniza '¿Quién dice que es fácil?', de Juan Taratuto

Contar en el elenco con el cómico Diego Peretti (Buenos Aires, 1963) como protagonista es casi éxito seguro. Provoca la carcajada de la sala sin necesidad de abrir la boca. Basta con que ponga cara de un tipo despistado, asustadizo y maniático en la línea del Woody Allen más hipocondriaco. Y lo sabe muy bien Juan Taratuto (Buenos Aires, 1971), que le confío el papel principal de su ópera prima, No sos vos, soy yo (2004), y ha vuelto a hacerlo en ¿Quién dice que es fácil? que se estrena hoy.

De nuevo las relaciones amorosas son el tema central en la decimotercera película argentina más vista de la historia en su país y ha doblado en taquilla -420.000 espectadores- a su anterior título. Una gallina de los huevos de oro la de Peretti de la que también sacó tajada Damián Szifron repitiendo la fórmula en Tiempo de valientes (2005).

MÁS INFORMACIÓN

Taratuto y Pablo Solarz, firmantes del guión, tuvieron siempre en mente a Peretti y le permitieron hacer "retoques" en el texto. Lo reconoció hace unos días en Madrid el cineasta, al que arropó el resto del elenco. Aldo (Peretti), un enfermo del orden de vida gris, alquila el piso vecino a Andrea (Carolina Peleritti), una fotógrafa de vida caótica y embarazada de un padre desconocido. Dos polos opuestos obligados a entenderse.

"¿Quién dice que es fácil? no es una segunda parte de No sos vos, soy yo, pero están relacionadas", comparó Taratuto las dos cintas en las que su protagonista es un desgraciado en amores. ¿La clave del éxito? "No sé. Son historias realistas y costumbristas. Me muevo por una búsqueda personal de lo que quiero contar y busco el tono para narrarlo. Lo que pasó luego es que la gente se identificó con ellas. Pero siempre he sido honesto con mis sentimientos, no me ha condicionado el público".

Los actores españoles Laura Pamplona y Guillermo Toledo participan en la cinta. Pamplona (Aquí no hay quien viva), quien confesó que le "pesa" actuar tanto en televisión, encarna a una amiga de Andrea; y Toledo, que rechazó actuar en Marat-Sade con Animalario para cumplir su sueño de trabajar en Argentina, a un médico naturista encargado del embarazo de la protagonista. El papel de Toledo iba a haberlo encarnado Daniel Rabinovich, de Les Luthiers, quien finalmente se metió en el papel del abogado de Aldo. "Les Luthiers son una puerta con muchas llaves, así que cogí una y salí a hacer más cosas", señaló Rabinovich.

Taratuto trabaja en dos proyectos en los que no piensa renunciar a sus ideas. "No puedo pensar en el público antes que en mí". Uno es una comedia y ¡oh, sorpresa! querría contar con Peretti. Por lo pronto, la productora española On Picture, que huele otro taquillazo, ya se ha embarcado en el proyecto que no está escrito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de mayo de 2007