La entrada de Telefónica en Telecom Italia refuerza el eje Madrid-Roma

El nuevo clima entre las dos capitales allana el camino a la unión de Abertis y Autostrade

Todos parecen salir ganando con la entrada de Telefónica en Telecom Italia. Telefónica logra una posición dominante en el mercado italiano y se abre nuevas puertas en Brasil y Argentina. Telecom se mantiene bajo control italiano, pero gana un socio industrial con garantías. Y Marco Tronchetti, el presidente de Pirelli, deja la sociedad por 3.300 millones de euros, mucho más de lo que le habrían pagado AT&T y América Móvil. A pocas semanas del ingreso de Enel en Endesa, el eje hispano-italiano se refuerza, a la espera de que culmine la trabajosa unión de Abertis y Autostrade.

Más información

El presidente del Gobierno italiano, Romano Prodi, se declaró el sábado "neutral" respecto a la unión entre Telecom y Telefónica. La suya fue una neutralidad muy relativa, ya que desde el primer momento se opuso a que AT&T y América Móvil compraran las acciones de Tronchetti y propició, en cambio, la opción de Telefónica. Con la oferta de las sociedades estadounidense y mexicana, Telecom, una sociedad considerada estratégica, habría pasado a manos extranjeras y, además, habría sufrido un desguace parcial. Prodi encargó a su ministro de Economía, Tommaso Padoa-Schioppa, que fomentara una "alternativa italiana".

El ministro animó a un grupo de socios financieros de Telecom para que presentaran una contraoferta. Mediobanca, Generali, Intesa San Paolo y Sintonía (familia Benetton) accedieron. Faltaba un socio industrial, y ahí estaba Telefónica, que aceptó pagar un sobreprecio y quedar en minoría en el consejo de administración de Telco, el holding hispano-italiano que en adelante controlará Telecom. Los americanos ofrecían 2,6 euros por cada acción de Olimpia, el consorcio con el que Tronchetti dominaba Telecom. Los socios financieros italianos han pagado esa misma cantidad. Telefónica ha tenido que desembolsar casi tres euros por acción, pero los analistas creen que es un buen negocio.

En realidad, los 2.314 millones aportados por Telefónica para quedarse con el 42,3% de Telco le convierten en el principal accionista individual del holding y le dan acceso a Tim Brasil, la sociedad de Telecom que lidera el mercado brasileño de los móviles, y a una posible entrada en Telecom Argentina a través de Sofora Telecomunicaciones, dominada por los italianos. Con Tim Brasil entre manos, Telefónica deberá desprenderse de Vivo, el segundo operador brasileño de móviles, controlado al 50% por la propia empresa española y por Portugal Telecom.

Telefónica estará en minoría en el consejo de Telco y su presencia en el consejo de Telecom podría considerarse, en teoría, testimonial: los socios italianos designarán 13 de los 19 consejeros de Telecom, mientras a Telefónica corresponderán solamente dos. Pero Telefónica será el único socio con experiencia en el sector de la telefonía y las telecomunicaciones. El grupo financiero compuesto por sociedades italianas se perfila como una simple pantalla o, al máximo, como una garantía de que los intereses estratégicos del país se respetarán.

Tronchetti dejará Telecom tras una gestión poco lucida y muy discutida y reinvertirá el dinero obtenido con la venta en Pirelli, la sociedad que heredó de su suegro. Ya ha anunciado su intención de reforzar las actividades "naturales" de Pirelli, los neumáticos y los cables.

El BBVA fracasó hace un par de años en el intento de absorber Banca Nazionale del Lavoro y el Santander padecía estrecheces en Banca San Paolo. El año pasado, el Gobierno de Prodi frenó la fusión entre Abertis y Autostrada, que habría permitido a la sociedad de La Caixa controlar las autopistas italianas. Pero tras la reunión ibicenca entre José Luis Rodríguez Zapatero y Romano Prodi, el pasado 20 de febrero, el clima cambió de forma radical. Un entendimiento que propició la polémica irrupción de Enel en Endesa y, este fin de semana, la unión entre Telecom y Telefónica. El camino para la fusión entre Abertis y Autostrade se presenta ahora mucho más llano.

Bernotat (E.ON), Entrecanales (Acciona) y Conti (Enel), en la firma del acuerdo de Endesa el 2 de abril.
Bernotat (E.ON), Entrecanales (Acciona) y Conti (Enel), en la firma del acuerdo de Endesa el 2 de abril.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 29 de abril de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50