Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Maldita canción

El sábado pasado nos juntamos mis amigas y yo, como habitualmente lo hacemos, en la plaza de nuestro pueblo, Ermua.

Como a veces nos ocurre, no sabíamos qué hacer y nos fuimos a un bar a tomar un refresco. Nos sentamos en una mesa las siete amigas con intención de charlar, escuchar música y hacer plan para el domingo.

De pronto, pusieron una canción que nos dejó realmente aturdidas, impresionadas, patidifusas, sin palabras (que ya es difícil). Nos acercamos a la barra y le preguntamos a uno de los camareros si nos podía dejar el CD que estaba sonando en ese momento y decirnos el nombre de su autor. El amable camarero nos lo dejó e inmediatamente nos dirigimos hacia mi casa para escuchar la canción detenidamente.

Vamos a escribir algunas de la "lindezas" que Porta (así se llama el cantante) nos dedica a todas la adolescentes de hoy en día: "Las niñas de hoy en día son todas una guarras, pues sólo quieren sexo con drogas y farras", "sólo buscan pollas gordas para poder follar", "niña, no tienes dignidad, eres igual de zorra que todas las demás, sólo te importa su cipote", "por ser tan zorra enseñando su escote para que en éste se le corra".

¿Qué os parece, lectoras y lectores? ¿No es como para impresionar?

Escribimos aquí algunos comentarios que, entre nosotras hicimos: somos adolescentes y nos parece insoportable cómo Porta, un cantante conocido a quien escucha mucha gente, nos describe a las chicas de hoy en día.

No somos guarras, cada cual es libre de sus actos siempre y cuando no haga daño a nadie. No somos zorras ni nada de lo que decís, pues no buscamos lo que pensáis, y esto nos hace pensar que igual sois vosotros los que estáis obsesionados y preocupados por esas cosas.

¿Por qué utilizáis estas expresiones tan agresivas, violentas, machistas, duras para dirigiros a nosotras?

Si tenéis algún mensaje que darnos, algo que decirnos, lo podéis decir de otra manera, pues así lo único que conseguís es enfadarnos y mucho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de abril de 2007