Caprabo pagará a sus empleadas la baja maternal que cedan al padre

La cadena de supermercados Caprabo ha dado un giro sustancial a su política de conciliación de la vida laboral y familiar y se ha comprometido a dar un permiso retribuido a aquellas empleadas que decidan ceder al padre parte de su baja de maternidad -entre dos y cuatro semanas-. De esta forma, las trabajadoras, pese a perder ese periodo de baja, pueden permanecer en casa junto a su hijo y su pareja y seguir cobrando su sueldo.

Caprabo, que había perdido varios pleitos en los últimos años por el despido de mujeres embarazadas y por poner trabas a las reducciones de jornada, ha sellado la paz con los sindicatos. Ahora concede una ayuda de 1.200 euros anuales a los empleados que tengan un hijo discapacitado menor de 24 años y permite acumular el permiso por lactancia, con lo que las trabajadoras que lo solicitan pueden disfrutar de 23 días de permiso laborables a continuación de la baja de maternidad.

Además, antes de que el Gobierno lo mandase por ley, los trabajadores de la empresa pudieron ampliar a 15 días su baja por paternidad. "Caprabo tomó conciencia del problema que había, rectificó y por eso creó el Foro Conciliamos el año pasado, que ha logrado pactar todos estos avances tan importantes", explicó ayer un portavoz de CC OO en el grupo.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS