Ninguna aerolínea hará de Barcelona un centro de conexiones intercontinentales

Air Comet descarta de momento operar cualquiera de las rutas de Air Madrid

Ninguna compañía aérea prevé convertir el aeropuerto de El Prat en el ansiado centro de conexión de vuelos intercontinentales que significaría un gran salto cualitativo en su actividad. Es lo que explican fuentes del Gobierno catalán tras conocer por parte de las aerolíneas los planes estratégicos que han entregado a AENA, el ente público gestor de aeropuertos. Air Comet, que se había planteado volar este año a Chile, Ecuador y Colombia, ha descartado de momento operar estas rutas desde Barcelona, que sí las operaba Air Madrid hasta el año pasado.

Más información

AENA ha preguntado a las 15 primeras aerolíneas de El Prat cuáles son sus planes para el periodo 2008-2012 con el fin de decidir el reparto de la nueva Terminal Sur del aeropuerto y favorecer en esta distribución a las que potencien las conexiones intercontinentales. Es decir, aquellas que contribuyan a crear en El Prat un gran aeropuerto de tránsito entre vuelos de media y larga distancia. Es lo que la jerga aérea llama hub y que empresarios e instituciones catalanas reclaman para mejorar la competitividad de la economía catalana.

Pueden llevarse una decepción. Ni Iberia, ni Spanair, ni ninguna de las aerolíneas preguntadas por AENA han prometido satisfacer esta demanda, explican fuentes del Departamento de Política Territorial y Obras Públicas, que advierten de que son los gestores de El Prat los que tendrán que convertir el aeropuerto en un centro de vuelos intercontinentales por sí mismos.

'Vender' El Prat

"Aeropuertos como Manchester o Atlanta no se han convertido en hubs gracias a ninguna aerolínea, sino que lo han logrado sus gestores captando vuelos de larga distancia uno a uno, mejorando sus servicios y consiguiendo que los pasajeros escojan un determinado aeropuerto para enlazar un vuelo con otro", explican en el departamento. Lo que está claro, añaden, "es que no se hace un hub a golpe de decreto".

Por ello, la Generalitat llama al "realismo" y propone centrar los esfuerzos en lograr la gestión de El Prat para Cataluña. Mientras negocia el traspaso de la gestión, el Comité de Rutas asume parte de la labor de "vender El Prat". Este comité esta formado por la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona, AENA y la Cámara de Comercio de Barcelona. Ahora, por ejemplo, negocia con dos compañías para lograr vuelos directos a China y Japón.

Unas rutas transoceánicas con las que no contará Barcelona, al menos de momento, son las que operaba Air Madrid hasta que cesó su actividad el pasado mes de diciembre.

Air Comet, del grupo Marsans, se había planteado volar a Ecuador, Chile y Colombia, pero lo ha descartado, al menos para este año. "No vemos en la actualidad demanda suficiente para demasiados vuelos intercontinentales", explicó ayer el subdirector de Air Comet, Fernando Gil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de abril de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50