Las urgencias por consumo de cocaína aumentan un 52,9%

El alcohol es la sustancia que más visitas hospitalarias provoca con un 33,8% del total

Las urgencias por consumo de cocaína crecen un 52,9%. Una estimación de la Consejería de Sanidad a partir de los últimos datos hospitalarios ha detectado que las visitas por abuso de esta sustancia pasaron de 899 en 2004 a 1.375 en 2005. En global, el incremento de urgencias relacionado con todo tipo de drogas es del 11,3%. El alcohol sigue siendo la sustancia que más visitas de este tipo provoca, con un 33,8% del total.

Cinco personas al día acuden a pedir ayuda por abusar de los tranquilizantes

El peso relativo de los pacientes consumidores de cocaína que acuden a las urgencias respecto a los usuarios de otras drogas ha crecido un 2,7%. Pese a haber descendido las personas con intoxicaciones agudas por esta droga, al pasar de casi 708 en 2004 a 475 en 2005, se han disparado los casos de consumo perjudicial de esta sustancia: de 75 a 750.

Otro de los aspectos referidos a la cocaína que destaca el Estudio del indicador de urgencias hospitalarias por episodios de consumo de drogas 2004-2005, elaborado por la Consejería de Sanidad, es que comienzan a registrarse episodios "relacionados con la abstinencia y sobre todo con trastornos mentales".

Este trabajo, que se presentó en las jornadas del congreso Socidrogalcohol que se celebró en Valencia en marzo, muestra cómo el consumo abusivo de alcohol es el comportamiento que más trabajo da al personal sanitario de urgencias en consultas por sustancias tóxicas. Cada día se atienden unos 10 episodios por intoxicación etílica y acuden entre dos y tres personas dependientes del alcohol a este servicio hospitalario. Sin embargo, el patrón registrado en los hospitales apunta a un descenso de su consumo. En 2004 el alcohol supuso el 41,76% de todos los episodios por urgencias hospitalarias mientras que en 2005 la tasa se redujo hasta el 33,81%. Como en el caso del consumo aislado, también se observa un descenso en las prácticas de poliintoxicación en el que está presente el alcohol.

El indicador de urgencias es uno de los instrumentos principales con los que cuenta Sanidad para obtener información del consumo de sustancias por parte de los ciudadanos. Se obtiene a partir de una muestra aleatoria -datos de 12 semanas al azar- de los pacientes que acuden a los servicios de urgencias de nueve hospitales por consumo o abuso de drogas y que se extrapolan a toda la población.

Esta herramienta funciona de alerta sobre nuevos tipos de urgencias, recoge cambios en las modalidades de consumo o la introducción de nuevas sustancias. Junto a este estudio, las autoridades sanitarias realizan el seguimiento del consumo de estupefacientes con la información que recaban en las Unidades de Conductas Adictivas (UCA) y por fallecimientos.

De forma paralela al descenso del alcohol, bajan también los incidentes vinculados a la heroína y la intoxicación por éxtasis. Aumenta, además de la cocaína, la visita a urgencias por consumo de sedantes (representaba en 2005 el 13,99% de los casos totales frente al 11,4% de 2004). Casi cinco personas al día acuden a pedir ayuda por intoxicación de benzodiacepinas; una familia de tranquilizantes entre los que se encuentra el diazepam, el valium, o el flunitrazepam (Rohypnol en su nombre comercial).

El informe destaca también el elevado incremento de pacientes que acuden con infecciones o traumatismos a los que se les detecta el consumo de drogas. Este grupo ha crecido en un 7,17% y ha pasado a representar el 10,9% de los casos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de abril de 2007.

Lo más visto en...

Top 50