Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El anzuelo venezolano

En relación con Venezuela, el responsable de la política latinoamericana en Estados Unidos, Thomas Shannon, aseguró que está dispuesto a viajar a Caracas en cualquier momento a entrevistarse con el presidente de ese país, Hugo Chávez, si eso sirviese para encontrar vías de colaboración en la política regional. Pero añadió que es pesimista respecto a esa posibilidad.

"Estamos dispuestos", dijo, "a mejorar nuestro nivel de diálogo con el Gobierno de Venezuela. Me he ofrecido a ir a Caracas para empezar ese diálogo. Pero ellos, simplemente, no quieren iniciar ese proceso". "Yo quiero dejar claro que nosotros queremos relaciones de amistad y cooperación con todos los países de la región, incluido Venezuela".

En este sentido, Shannon aseguró que el Gobierno estadounidense "no caerá en la trampa que constantemente nos tiende el Gobierno venezolano para buscar el conflicto y el enfrentamiento". "Es una trampa y está construida como una trampa. Y sabemos que el presidente Chávez va a soltar ese anzuelo de antiamericanismo en cualquier parte, en Nueva York, en Caracas, en Buenos Aires, siempre nos va a ir echando el anzuelo, pero nosotros no vamos a morderlo".

Para el secretario de Estado adjunto, "lo importante no es si Chávez es fuerte o es débil. Lo importante para nosotros es ayudar a construir un espacio de diálogo y de cooperación en la región. Es también importante que otros países entiendan que los desafíos políticos y sociales a los que se enfrenta la región son tan grandes que es imposible vencerlos por separado". Ante esos retos, añadió, "lo importante es articular una agenda positiva, una agenda de cooperación y de colaboración y no caer en la trampa de la confrontación. Es necesario cooperar, ayudarse, buscar espacios de colaboración".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de abril de 2007