Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Inapropiado

No tiene razón Juan G. Bedoya en su artículo de Sociedad (27-3-07) sobre el ensayo que se va a realizar con trasplante de células madre para la curación o detención del avance de la ELA, al titularlo Con la muerte en los talones. A pesar de que me parece muy eficaz la publicación de este tipo de artículos a página entera para alertar a la sociedad, y sobre todo a entidades públicas o privadas sobre la seriedad y gravedad de esta enfermedad.

Pero lo que me transmite el autor de este artículo es que no la padecen ni él ni ninguna persona de su entorno. Si así fuera, no habría pensado en un título tan demoledor. Cualquiera que pueda leer ese titular lo hará con una predisposición a pensar que los enfermos de ELA están al borde de la muerte y me gustaría pedir una reflexión sobre esas palabras. No sólo están con la muerte en los talones los afectados de ELA, todo ser humano lo está desde el mismo momento de su nacimiento, con un futuro tan incierto tanto para el sano como para el enfermo, así que dicha frase se puede aplicar en otro artículo, no en éste, por favor; este tipo de frases no justifica un pretendido y probablemente eficaz impacto al lector, a la sociedad, y a las autoridades médicas y políticas.

Quiero pensar que esto último mencionado era la intención del autor y no otra, y para ello no hacía falta comenzar con una frase tan devastadora.

Sólo pido como lector información veraz y realista, pero con sensibilidad y respeto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de abril de 2007