Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos cancelan encierros tras un acuerdo con Sanidade

La protesta obligó al Sergas a mejorar su oferta de subida salarial

Delegados sindicales y trabajadores del Sergas permanecieron ayer encerrados desde el mediodía y hasta la noche en hospitales y gerencias de toda Galicia. La protesta obligó a la Consellería de Sanidade a comprometerse por escrito a mejorar su propuesta de carrera profesional para el personal administrativo y sanitario de FP. La Xunta promete a sus 14.000 empleados más subidas salariales en menor tiempo.

Representantes de la Consellería de Sanidade y de los sindicatos se sentaron ayer por la mañana en una sala del Sergas en Santiago para negociar subidas salariales para el personal administrativo y no sanitario de FP. Tras dos horas de conversación, los portavoces sindicales decidieron no moverse de allí. La falta de propuestas por parte de Sanidade les llevó a encerrarse en el recinto y, en solidaridad con ellos, la protesta se extendió por Galicia.

Decenas de empleados del Sergas se encerraron al mediodía en los hospitales y gerencias de A Coruña, Ourense, Burela, Lugo, Ferrol, Pontevedra y Vigo. Los delegados sindicales se confesaban indignados por el hecho de que los representantes de Sanidade acudiesen a la reunión de la mañana sin mejorar su última propuesta de incrementos salariales por antigüedad.

Javier Martínez, de UGT, acusó a la consellería de mantener una actitud "prepotente y chulesca". "Nos dijeron que desconvocásemos todas las movilizaciones y que luego nos harían la propuesta y eso es un chantaje que no pensamos admitir", apuntó Eliseo Rivas, otro de los miembros de UGT encerrados en Santiago.

Los encierros se prolongaron hasta la noche. El más mayoritario fue el de Ferrol, donde un centenar de empleados y delegados sindicales tomaron la oficina de la Dirección General de Enfermería del Hospital Arquitecto Marcide. En Vigo, unas 20 personas se encerraron en la Gerencia del Hospital Xeral y otras tantas lo hicieron en el Área de Dirección del Hospital Meixoeiro.

A última hora de la tarde, la Consellería de Sanidade les presentó un escrito a los sindicatos en los que se comprometía a elaborar una nueva oferta que les sería enviada el 3 de abril. La única condición que pone la Administración es que las centrales desconvoquen el encierro previsto para ese día. Su nueva propuesta, dice Sanidade, mejorará las subidas salariales por antigüedad para los trabajadores afectados y reducirá el tiempo necesario para beneficiarse de ellas.

Al cierre de esta edición, el personal del Sergas permanecía encerrado pero los sindicatos tenían previsto aceptar la propuesta de Sanidade con algunos cambios y suspender la protesta en Santiago y el resto de Galicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de marzo de 2007