Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solana pide un debate en la UE sobre el escudo antimisiles

El escudo antimisiles que han pactado instalar en Europa Washington, Varsovia y Praga debe ser discutido en el seno de la UE porque la seguridad de los Estados miembros ha de ser compatible con la seguridad general de la Unión, señaló ayer Javier Solana en el Parlamento Europeo, donde quedaron patentes las profundas quiebras que la cuestión suscita entre países y grupos ideológicos de los Veintisiete. El debate se produjo a las pocas horas de que Bush y Putin hablaran por teléfono y parecieran haber encarrilado su diferendo.

Solana celebró el "gesto" de la conversación entre los dos presidentes y el tono de entendimiento en que se desarrolló, tono que ayer estuvo ausente en la Eurocámara. "La UE no es una alianza defensiva, pero sí tiene una política exterior y de seguridad, y debe y puede debatir este tema en su seno", manifestó el coordinador de la política exterior comunitaria.

La intervención de Solana fue seguida de parlamentos de otros eurodiputados que evidenciaron las fracturas en la UE. Mientras el líder de los socialistas, Martin Schultz, alertaba sobre el riesgo de que se desencadene una nueva carrera armamentista en Europa y el liberal Graham Watson equiparaba el sistema antimisiles con la fallida Línea Maginot, el polaco Konrad Szymanski, correligionario de los hermanos Kaczynski, mantenía que "el escudo antimisiles no es un peligro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de marzo de 2007