Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El debate sobre la política antiterrorista

Interior halla indicios de ilegalidad en el nuevo partido político presentado por Batasuna

La izquierda abertzale presentó ayer en el registro del Ministerio del Interior una solicitud para inscribir un nuevo partido con el nombre de Abertzalen Sozialista Batasuna (ASB). En sus estatutos, el nuevo partido apuesta por lograr la independencia "exclusivamente por vías políticas democráticas y pacíficas" y se ampara en el artículo 6 de la Constitución ("Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos") y en el artículo 1 de la Ley de Partidos.

Los grupos parlamentarios coinciden en que los primeros datos sobre el nuevo partido inducen a pensar que es ilegal

Dos de las promotoras que registraron la nueva sigla en el ministerio pertenecen a la Mesa Nacional de Batasuna

Rubalcaba remite al fiscal la solicitud de Abertzalen Sozialista Batasuna al hallar hasta tres indicios distintos de ilegalidad

El hecho de que la nueva formación política incluya en su nombre la palabra Batasuna y que dos de sus tres promotoras Marije Fullaondo (imputada por un delito de pertenencia a banda armada en el Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional), Tomasa Alejandro y Juana Regueiro, integren de la Mesa Nacional de Batasuna, supone un desafío al Gobierno.

Estos elementos son indicios suficientes para que el Ministerio del Interior considere que la nueva formación política pretenda continuar la actividad de Batasuna, formación ilegalizada por el Supremo.

Por esa razón, Interior decidió ayer remitir la solicitud al Ministerio Fiscal para que la analice en base a las competencias que le concede la Ley de Partidos. El ministerio también tiene previsto pedir un informe al Servicio Jurídico del Estado sobre la misma cuestión.

Vínculos con otros partidos

En una nota hecha pública ayer, el Ministerio del Interior recuerda que "algunas de las personas que actúan como promotoras pueden tener vínculos directos con organizaciones y partidos políticos que han sido ilegalizados por los Tribunales de Justicia". Fullaondo fue cabeza de lista a las elecciones europeas del 13 de junio de 2004 por Herritarren Zerrenda (HZ), ilegalizada por el Supremo al estimar que era sucesora de la ilegalizada Batasuna.

Además, Interior señala que "la denominación utilizada por la organización política aparenta tener coincidencia o semejanza con la de los partidos políticos ilegalizados Batasuna y Herri Batasuna". Por último, el ministerio destaca que "las cláusulas contenidas en los estatutos no parecen implicar, según la doctrina establecida por el Tribunal Constitucional, un contraindicio suficiente para desvirtuar indicios que llevan a apreciar en la mencionada organización la posible sucesión de Batasuna", según el comunicado.

La dirigente de la izquierda abertzale Marije Fullaondo, vinculada al líder de Batasuna, Arnaldo Otegi, se encargó de formalizar la solicitud de inscripción ante el Ministerio del Interior a mediodía de ayer.

Batasuna está ilegalizada desde hace cinco años por la Sala Especial del Tribunal Supremo por incumplir la Ley de Partidos Políticos y suspendida por la Audiencia Nacional por su vinculación con ETA. Desde entonces, la formación independentista ha intentado superar las trabas legales mediante la constitución de partidos o plataformas electorales que han sido ilegalizados en tres ocasiones por la Sala Especial del Tribunal Supremo.

La presentación de la nueva formación se produjo sólo 24 horas antes del plazo legal para inscribir nuevos partidos políticos que luego quieran presentar candidaturas a las próximas elecciones municipales y autonómicas. La Fiscalía General del Estado tiene ahora 20 días para decidir si el nuevo partido cumple con la Ley para inscribirlo en el registro. La Ley de Partidos Políticos establece en su artículo 5.2 que cuando de la documentación presentada para la inscripción de una nueva formación "se deduzcan indicios racionales en relación con la ilicitud penal del partido, el Ministerio del Interior lo pondrá en conocimiento del Ministerio Fiscal". Una vez dado este paso, la ley establece que en un plazo de 20 días, el Ministerio Fiscal decidirá si ejerce o no ante la jurisdicción penal las acciones que correspondan.

La misma legislación establece que cuando "se persiguiese la inscripción en el Registro de Partidos Políticos de un partido que pretenda continuar o suceder la de otro declarado ilegal y disuelto, se presumirá fraudulenta y no procederá la creación de un nuevo partido político".

El Partido Popular se adelantó ayer a pedir la ilegalización de Abertzalen Sozialista Batasuna antes incluso de conocer el contenido de los estatutos del nuevo partido. La portavoz adjunta del Grupo Popular en el Congreso, Ana Torme, pidió al Gobierno que aplique la Ley de Partidos Políticos e ilegalice la nueva formación. A su juicio, si el Ejecutivo no actúa en este sentido se producirá "la vuelta a los tiempos más oscuros para el País Vasco y para España y será responsable de un irreparable daño a la democracia española".

El portavoz parlamentario de CiU, Josep Antoni Duran, sostuvo que Abertzalen Sozialista Batasuna es una "lista trampa que pretende probar la opinión y la posición de las diversas fuerzas políticas". "De la misma manera que se habla desgraciadamente de bombas trampa, ésa es una lista trampa que no es ni obedece a la presentación definitiva de Batasuna a estas elecciones municipales", señaló en declaraciones en el Congreso de los Diputados.

Duran afirmó que la formación ilegalizada ni nada que se parezca a ella podrá presentarse a los comicios del 27 de mayo "si no pide descaradamente a ETA que renuncie a la actividad terrorista" y si no hay una afirmación "contundente de rechazo a la violencia".

Lista contaminada

Para el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ASB tiente toda la pinta de ser "una lista contaminada" de Batasuna, un "señuelo". "Puede ser una primera lista, pero no la definitiva", aunque en todo momento mostró su esperanza para que esta sea una oportunidad para que el mundo abertzale radical "asuma sus responsabilidades" y apueste "por vías exclusivamente democráticas".

Por su parte, el portavoz del PNV, Iñigo Urkullu, señaló que es "positivo" que después del atentado del aeropuerto de Barajas, el 30 de diciembre del pasado año, Batasuna mantenga su decisión de presentarse a las elecciones, aunque insistió en que si quiere hacerlo "está obligada a dar un paso determinado", apostando "por encima de cualquier latiguillo de condena por el diálogo y la palabra".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de marzo de 2007