Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Viscarret debuta con el retrato de un crápula políticamente incorrecto

El cineasta navarro presenta en el Festival de Málaga 'Bajo las estrellas', película interpretada por Emma Suárez y Alberto San Juan

Félix Viscarret (Pamplona, 1975) no ha podido encontrar mejores compañeros de viaje para su primer largometraje, Bajo las estrellas. Su reputación como cortometrajista llegó a oídos del director y productor Fernando Trueba, que se interesó por sus piezas en un festival de Berlín y le pidió que le enviara unos DVD. "Yo no lo hice pensando que eso se lo diría a todo el mundo y me olvidé", dice Viscarret. "Hasta que un día me lo encontré en un cine en Madrid y me echó la bronca por no haberlo hecho. Ahí comprendí que iba en serio". Tiempo después, el director de Belle époque leyó la novela de Fernando Aramburu, El trompetista del Utopía, y pensó que "el estilo y la poética" de Viscarret serían perfectos para su adaptación cinematográfica, aseguró ayer Trueba, productor de Bajo las estrellas, tras el estreno del filme en el Festival de Málaga.

Alberto San Juan protagoniza esta tragicomedia, en la que su personaje, un trompetista mediocre, "crápula", "impresentable" y "políticamente incorrecto", en palabras de Viscarret, debe regresar a su Estella natal para ver morir a su padre. Allí entabla una peculiar amistad con la hija de una antigua amiga de la adolescencia, Emma Suárez, que está a punto de casarse con su hermano, el actor Julián Villagrán.

El realizador navarro, que estudió imagen y sonido en Madrid y dirección de cine en la Universidad William Paterson de Nueva Jersey, ha buscado una estética de road movie para unos personajes "que son como náufragos que van a la deriva en la vida". Asegura haber gozado de la máxima libertad a la hora, no sólo de adaptar la obra de Aramburu, sino de rodar con el equipo habitual con el que había realizado sus cortos anteriores. Sin injerencias de Trueba. Más bien, cuando lo necesitó, recurrió a su punto de vista "como el de un amigo que tiene más experiencia", dice. Está previsto que la película llegue a las salas comerciales antes del verano.

Viscarret es uno de los siete directores noveles que se han puesto de largo en la presente edición del Festival de Málaga. También lo han hecho Jaime Marqués, Rodrigo Cortés, Rafael Cortés, David y Tristán Ulloa, Álvaro Díaz Lorenzo y Ricardo Macián. ¿Es casualidad? Viscarret cree que quizás se deba a que el público del cine español busca "nuevas formas de expresión", que tienen que venir de nuevos directores. "Somos una generación diferente, venimos con otras influencias, hemos visto otro tipo de cine y a lo mejor podemos aportar esa visión nueva".

También se estrenó ayer en Málaga Un buen día lo tiene cualquiera, segundo largometraje del director Santiago Lorenzo, en el que el protagonista, tras perder su empresa, su casa y su dinero, decide fingir ser estudiante y acogerse a un programa de convivencia con ancianos en sus domicilios. En el apartado de los homenajes del festival, ayer le tocó el turno al actor navarro Alfredo Landa, quien recibió un premio en reconocimiento a toda su carrera. El intérprete, que ha anunciado su retirada definitiva, se describió "orgullosísimo" de haber sido el creador del "landismo" porque nadie ha dejado algo tan importante como "una forma de ser, de actuar y de ver la vida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de marzo de 2007