Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta proyecta el edificio más alto de Córdoba para sus oficinas

Si los cálculos de la Junta de Andalucía son correctos, el año que viene se empezará a construir en Córdoba la denominada Torre Poniente, el edificio al que se trasladarán cinco delegaciones provinciales de la Administración autonómica. Cuando esté rematado, será el edificio más alto de la ciudad. Tendrá 56 metros de altura, uno más que la torre de la mezquita, el simbólico techo hasta el momento de la capital cordobesa.

Guillermo Vázquez Consuegra, el arquitecto responsable del diseño, propuso ayer eliminar el término torre y sustituirlo por el de "edificio esbelto", ya que la altura (56 metros) está armonizada con la anchura (36 metros). Vázquez Consuegra presentó su proyecto que, según el consejero de Economía, José Antonio Griñán, será una "de las mejores sedes" de la Administración andaluza.

De momento, el edificio habitado más alto de la ciudad es el hospital provincial de Córdoba. Se quedará atrás cuando la constructora Prasa levante un nuevo hotel de 45 metros de altura. Ese proyecto despertó hace meses una fuerte polémica en la ciudad, ya que al principio se barajó la posibilidad de que el hotel pudiera llegar hasta los 75 metros. Se creó incluso una plataforma de oposición ya que se entendía que la construcción tendría un impacto importante sobre el casco viejo. Sin embargo, el proyecto de la Junta tendrá un menor impacto, principalmente, porque se construirá en un solar alejado del casco histórico.

En ese nuevo edificio se establecerán cinco delegaciones. En principio, podrían ser las de Igualdad, Empleo, Medio Ambiente, Salud y Agricultura, aunque todavía no está cerrado el tema. Vázquez Consuegra, que fue Premio Nacional de Arquitectura en 2005, indicó ayer que cada una contará con tres plantas independientes dentro del edificio. Además, cada consejería tendrá una zona ajardinadas y una terraza.

La planta baja del edificio, destinada a los servicios generales, dispondrá de un vestíbulo, mientras que en el centro de toda la construcción se levantará una corona cuadrada de unos 10 metros, en la que estarán los servicios comunes como los ascensores y las escaleras principales.

La idea de Vázquez Consuegra es que en todos los despachos de la torre pueda entrar la luz natural. El edificio estará revestido de una primera capa de vidrio y de otra "fina envoltura", seguramente metálica, de "paneles perforados deslizantes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de marzo de 2007