El PNV anuncia "un esfuerzo" para pactar con EA el tipo de Sociedades

Pasar del 28% acordado al 30% costaría 100 millones a las empresas

El presidente del PNV, Josu Jon Imaz, dijo ayer que su partido hará "un esfuerzo" para pactar con Eusko Alkartasuna (EA) un nuevo tipo del Impuesto de Sociedades "igual en las tres provincias", ante la exigencia de EA de un tipo mínimo del 30%, dos puntos más del ya acordado por las diputaciones y el Gobierno. PNV y EA tienen previsto reunirse hoy. Pasar del 28% ya pactado al 30% costaría unos 100 millones a las empresas.

La crisis surgida entre el PNV y EA en Guipúzcoa, que amenaza la aprobación del nuevo Impuesto de Sociedades en ese territorio, ha puesto en jaque el acuerdo logrado por las tres diputaciones y el Gobierno en el Órgano de Coordinación Tributaria (OCT). Al no ser suficiente el apoyo del PP en dicha provincia para sacar adelante la norma foral, como sucede en Álava y Vizcaya, el PNV tiene que pactar con otros grupos. La reunión entre las delegaciones de los dos partidos se producirá esta tarde "al más alto nivel", según informaron ayer fuentes de EA, pero será "una cita discreta".

La presidenta de EA, Begoña Errazti, respondió a Imaz que su partido ésta dispuesto a hablar sobre una rebaja del Impuesto de Sociedades -el tipo vigente es el 32,6%, pero el contenido en el proyecto remitido a las Juntas Generales es del 28%-, aunque adelantó que su partido no aceptará un gravamen inferior al 30%. Errazti explicó, que la postura de su partido respecto al tipo es "clarísima en mantener el 32,6%". Los diputados generales de Vizcaya, Guipúzcoa y Álava se mantenían ayer a la expectativa, ante la posibilidad de que el laborioso acuerdo logrado sobre el impuesto que graba los beneficios empresariales se quede en papel mojado.

Decisiones diferentes

El presidente del PNV espera poder llegar a un acuerdo para toda la comunidad autónoma, pero, según dijo ayer, no descarta adoptar acuerdos diferentes en cada una de ellas. "Quizás" se puedan adoptar "decisiones diferentes", apuntó en una rueda de prensa en Pamplona, si no se logra un acuerdo global.

El caso es que la patronal Confebask ya ha expresado su malestar por esa eventual subida respecto del nuevo impuesto ya pactado, aunque no ratificado, consciente de que punto de incremento supone casi 52 millones de euros a descontar de los beneficios de las empresas vascas.

Fuentes empresariales explicaron que, frente a una eventual subida en todo el territorio, sería un mal menor que ésta afectara exclusivamente a Guipúzcoa, ya que en ese territorio el tejido empresarial está compuesto sobre todo por pequeñas y medianas empresas, y para las pymes EA sí que mantiene el tipo pactado en el OCT entre diputaciones y Gobierno, el 24%.

A los empresarios guipuzcoanos, sin embargo, no les hace ninguna gracia la posibilidad de "ser los paganos" de una discrepancia política. En una nota remitida ayer, Adegi sostiene que subir por encima del 28% hace a las empresas vascas menos competitivas. Según la patronal, que cita a la Hacienda guipuzcoana, el tipo impositivo medio efectivo para las sociedades anónimas es del 20,1%, "mientras que para las cooperativas es de un 7%". A pesar de todo, la recaudación del Impuesto de Sociedades sobre el PIB en Guipúzcoa fue en 2006 del 2,4%, frente al 2,2% de la zona euro.

El presidente de Eusko Alkartasuna de Guipúzcoa, Iñaki Galdos, afirmó ayer que "hay margen suficiente" para lograr un acuerdo con sus socios en la Diputación antes de la celebración del pleno en las Juntas Generales, previsto para el próximo 30 de marzo, en el que se votará la reforma de este tributo. Galdos aseguró que un tipo impositivo en torno al 30% permitiría "sumar al PSE" a un acuerdo global en los tres territorios.

Aunque el PSE no respondió a esa invitación, los socialistas aguipuzcoanos reiteraron que defiende un 31% "como un tipo de gravamen competitivo", cuya implantación "no va a afectar negativamente a la competitividad de las empresas". El PSE defiende el 25% para las pymes, un punto más que EA, PNV y PP.

El teniente de diputado general de Guipúzcoa, Joaquín Villa, de EA, afirmó ayer que sólo el 1% de las grandes compañías tributan realmente al 32,6% actual y que con las deducciones el tipo efectivo es del 12,7%, por lo que consideró "una total falacia" discutir sobre el 28% o el 30%.

Mañana en Vitoria

Las Juntas Generales de Álava tienen previsto dar mañana su visto bueno, en la Comisión de Hacienda, al dictamen que recoge el acuerdo logrado en el Órgano de Coordinación Tributaria y que sitúa el tipo general del Impuesto de Sociedades en el 28%, y en el 24% para las pymes. El proyecto de norma foral de modificación de la Norma 24/1996 del Impuesto sobre Sociedades, una vez debatida y votada en comisión, pasará a la Junta de Portavoces para que lo ubique en el orden del día del próximo pleno, todavía sin fecha.

La Diputación alavesa considera que sería una "gran chapuza" esperar a después de la aprobación del dictamen en comisión para modificar el proyecto de norma ya en el pleno de Juntas Generales. La fecha tope para celebrarlo es el 2 de abril, ya que al día siguiente aparecerán publicados en los boletines oficiales los decretos de convocatoria de las elecciones municipales y forales de mayo, de modo que las Juntas Generales de los tres territorios quedarán disueltas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 14 de marzo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50