Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hongo causa cuatro muertos en un hospital de Madrid

El centro paraliza unas obras, posible foco de infección

Cuatro personas han muerto en el hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (Madrid), y otras siete han resultado afectadas por el brote de un hongo microscópico, el aspergillus. Todos estaban ingresados por problemas respiratorios en el servicio de medicina interna. El centro ha ordenado paralizar las obras que se llevan a cabo desde finales de noviembre, por ser el posible foco de infección.

Los primeros casos del brote, según confirmaron ayer fuentes del hospital, se registraron a mediados de enero. El primero, sin embargo, no causó demasiadas preocupaciones a los responsables del centro. "Registrar algún caso esporádico de asperigillus entra dentro la normalidad en un hospital con 601 camas abiertas", explica un médico del Príncipe de Asturias.

El problema es cuando la acumulación de casos llega al brote. Un responsable de Medicina Preventiva de un gran hospital de Madrid explica que "cuatro muertes y 11 casos en dos meses supera todos los niveles considerados seguros; algo está pasando que ha permitido al hongo propagarse por el hospital".

Ese "algo", según fuentes del Príncipe de Asturias, pueden ser las obras que se han acometido en los últimos meses, principales sospechosas de estar en el origen del brote. El aspergillus, al igual las bacterias susceptibles de causar brotes, son comunes en la atmósfera o los espacios húmedos. Estos microorganismos no dañan a personas sanas, pero si se expanden por un hospital donde hay pacientes con enfermedades graves y el sistema inmunológico deprimido, son muy peligrosos.

Las obras son uno de los riegos conocidos en los hospitales en relación al aspergillus. El producir y remover escombros, o el mover tierras, aumenta la concentración de esporas en el aire. Si el hongo alcanza los sistemas de conducción de aire, el problema puede extenderse por el edificio. El hecho de que entre los enfermos haya algunos ingresados en la cuarta planta, y otros en la quinta, hace pensar al hospital que éste haya podido ser la causa del problema. Desde noviembre, el hospital ha llevado a cabo algunas reformas en urgencias. "Las obras en un hospital siempre son un riesgo y existen estrictos protocolos destinados a aislarlas de los enfermos", explica un técnico de la Consejería de Sanidad.

Hasta la fecha, el Príncipe de Asturias ha registrado 11 casos. Nueve han sido confirmados. Otros dos son considerados "dudosos" porque aunque presentan los mismos síntomas y han estado en las mismas zonas del hospital del resto de enfermos, aún falta confirmar el diagnóstico en laboratorio. Entre los fallecidos, tres han sido confirmados en laboratorio. Fuentes del Príncipe de Asturias sugieren que podría haber algún caso y fallecido más.

El hospital informó ayer de que de los siete afectados, uno ya ha sido dado de alta, y los otros seis permanecen hospitalizados. La dirección del hospital ordenó el pasado lunes detener todas las obras e instalaciones que se llevan a cabo en el edificio. Además, una empresa limpia y esteriliza desde el pasado viernes el sistema de conductos de aire del centro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de marzo de 2007