Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición critica a Osakidetza por aprobar la carrera de enfermería sin apoyo sindical

Los partidos de la oposición criticaron ayer a la dirección de Osakidetza por aprobar la carrera profesional para la enfermería sin haber hecho "un mayor esfuerzo" negociador con los sindicatos. El Consejo de Gobierno dio el visto bueno el martes al decreto que regula esta carrera, que cuenta con el rechazo de los sindicatos del sector sanitario y especialmente del específico de enfermería (SATSE). Éste ha anunciado la creación de una caja de resistencia entre las enfermeras, el mayor colectivo dentro de Osakidetza, para hacer frente a las movilizaciones que ha anunciado contra este modelo de carrera.

La portavoz del SATSE, Encarnación de la Maza, y el director de Recursos Humanos de Osakidetza, José Andrés Blasco, comparecieron ayer ante la Comisión de Sanidad del Parlamento para explicar sus diferentes puntos de vista sobre la cuestión. De la Maza argumentó su oposición y Blasco resaltó las bondades de un modelo que, afirmó, dejará a las enfermeras vascas como "las mejor pagadas del Estado".

Después de atender las explicaciones de Blasco, PSE, PP y EHAK coincidieron en que Osakidetza tenía que haberse esforzado más en la negociación. Nekane Erauskin, de EHAK, recalcó que Osakidetza ha demostrado "inmovilismo" al aprobar por decreto la carrera, sin contar con ningún apoyo de las centrales. También reprobó el sistema elegido para evaluar los méritos de las enfermeras, por entender que se basa en "criterios subjetivos".

Motivar al personal

La representante del PP, Laura Garrido, destacó que el modelo elegido no sirve para "reconocer y motivar al personal". En su opinión de Garrido, Osakidetza ha aprobado la carrera porque "no podía esperar más. En realidad, no ha existido una negociación real". Mientras, la socialista Blanca Roncal lamentó la falta de acuerdo con los sindicatos porque, siendo la carrera profesional "una oportunidad para incentivar y motivar al personal", se corre el riesgo de perder "esta oportunidad". Roncal se mostró de acuerdo con el modelo en su formulación, pero consideró que las retribuciones sí podían haber sido más negociadas.

Blasco criticó la postura "inmovilista" de los sindicatos y aseguró que Osakidetza ha

estado siempre abierta a negociar, e incluso ha mejorado la propuesta inicial, contando con el apoyo de los tres colegios de enfermería de Euskadi . "Hemos respondido al clamor de los diplomados sanitarios que pedían la carrera".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de marzo de 2007