Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU exige a Pakistán que actúe contra Al Qaeda

Washington / Lahore

El vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, hizo ayer una escala en Pakistán, a su regreso de una gira por Japón y Australia, para exigir al régimen del general Pervez Musharraf que redoble sus esfuerzos en la lucha contra Al Qaeda y los grupos de talibanes en las zonas fronterizas con Afganistán. Esta presión de Cheney que, según el diario The New York Times, incluyó una seria advertencia del presidente, George W. Bush, a Musharraf, coincidió con la visita a Pakistán de la ministra de Exteriores británica, Margaret Beckett, que pidió también una mayor efectividad en la lucha contra la insurgencia. El portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, afirmó ayer que Pakistán puede hacer "mucho más".

Cheney habría prevenido al presidente paquistaní, según altos funcionarios en Washington, de la posibilidad de recortar las ayudas que el régimen de Islamabad recibe de la Administración estadounidense. La mayoría demócrata del Congreso ha pedido recientemente condicionar la ayuda a Pakistán a que el país haga "todos los esfuerzos posibles" para evitar que los talibanes operen desde su territorio.

Feudos terroristas

Durante un almuerzo que mantuvieron en el palacio de Musharraf, Cheney estuvo acompañado del vicedirector de la CIA, Steve Kappes, quien dispone de información sobre la reconstrucción de campos de entrenamiento de Al Qaeda en la frontera entre Pakistán y Afganistán. Los servicios de inteligencia norteamericanos están convencidos de que la infraestructura de los terroristas está siendo reconstituida.

Fuentes paquistaníes indicaron ayer que Musharraf reiteró que Afganistán necesita de una "estrategia global" y de más ayudas para la reconstrucción económica. El presidente paquistaní comentó que su país paga un alto precio en aumento de violencia en su propio suelo por el apoyo a Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de febrero de 2007