Las actividades ilegales de la CIA

Italia procesa al ex jefe de sus servicios secretos por el secuestro de Abu Omar

El Gobierno de Prodi aún no ha decidido si pedirá la extradición de 26 agentes de la CIA

Un tribunal de Milán abrió ayer el primer proceso en Europa a la política antiterrorista de EE UU. Veintiséis agentes del espionaje estadounidense y seis miembros de los servicios secretos italianos, incluido su antiguo jefe, Nicoló Pollari, serán enjuiciados el 8 de junio acusados del secuestro en Milán, en 2003, del imán egipcio Abu Omar. Se trata de una decisión histórica que seguramente sentará precedente en Europa. Sin embargo, el Gobierno de Romano Prodi no ha pedido la extradición de los agentes estadounidenses que, por lo tanto, serán juzgados en rebeldía.

Más información
El imán egipcio quiere ser testigo de cargo en Milán
"EE UU tiene que volver a interpretar correctamente los derechos humanos"

Es la primera vez que la política de las llamadas operaciones de rendición -traslado de sospechosos de terrorismo a cárceles secretas para interrogarlos sin límites judiciales-, impulsada por el presidente norteamericano, George W. Bush, tras los atentados del 11-S, es llevada ante los tribunales en Europa.

Se trata del caso de Osama Mustafá Hasan Naser, alias Abu Omar, el imán radical egipcio secuestrado en Milán en febrero de 2003 y liberado el pasado fin de semana en Egipto, tras pasar cuatro años en varias prisiones de su país sin que mediara acusación ni juicio. Antes de abandonar la cárcel, el imán escribió un memorial en el que revela los detalles de su detención ilegal, en la que fue sometido a torturas y violado. El documento está en manos de la justicia italiana.

El ex jefe del servicio de espionaje italiano (Sismi) Nicoló Pollari, destituido por el Gobierno durante las investigaciones por su supuesta implicación en el secuestro de Abu Omar, apeló, en la audiencia preliminar, al secreto de Estado. Dijo ser una "víctima propiciatoria" debido a que no puede defenderse de las acusaciones, porque esto implicaría revelar información que pondría en riesgo la seguridad nacional. Tanto el anterior Gobierno, presidido por Silvio Berlusconi, como el actual de Prodi decidieron mantener el secreto de Estado acerca de los hechos en cuestión.

Durante la audiencia de ayer, la magistrada Caterina Interlandi rechazó la solicitud de los abogados de Pollari para que se suspendiera el juicio. La petición fue presentada después de que el Ejecutivo enviara el caso a la Corte Constitucional. El Gobierno Prodi considera que el fiscal Armando Spataro ha infringido secretos de Estado al recabar pruebas del caso.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Ninguno de los encausados estadounidenses se encuentra en Italia y es muy improbable que Estados Unidos otorgue su extradición. Entre ellos figura el ex jefe de la CIA en Milán Robert Seldom Lady, que regresó precipitadamente en cuanto el caso de Abu Omar saltó a la prensa. El abogado Seldom dijo que su cliente no reconoce al tribunal, debido que se trata de un "juicio político".

El Ministerio de Justicia italiano aún no ha decidido si cursa una petición de extradición de los agentes de la CIA, que habrían actuado con la connivencia de los servicios secretos italianos. Es un asunto que ha abierto una brecha en la coalición de centroizquierda después de que el ministro de Infraestructuras, Antonio di Pietro, antiguo fiscal anticorrupción que saltó a la fama con el caso Manos Limpias, asegurara ayer que el Gobierno "se equivoca" al no cursar la petición de extradición. En un caso relacionado, el Gobierno de Suiza autorizó el miércoles el inicio de investigaciones criminales contra los responsables del secuestro del imán, debido a que el vuelo que lo llevó a Egipto atravesó el espacio aéreo suizo.

Esta semana el Parlamento Europeo aprobó un informe que critica la actuación de los Gobiernos de más de 10 países del continente (entre ellos Reino Unido, Italia y Alemania) por encubrir los vuelos secretos de la CIA que trasladaban a presuntos terroristas. Según el informe, que recoge una investigación de un comité especial del Parlamento, volaron sobre territorio europeo o hicieron escalas en el continente al menos 1.245 vuelos después del 11-S.

Nicoló Pollari, ex jefe del espionaje italiano, durante una comparecencia en el Senado en julio del año pasado.
Nicoló Pollari, ex jefe del espionaje italiano, durante una comparecencia en el Senado en julio del año pasado.AP

LA CIA, EN EL BANQUILLO

-Un tribunal de Milán procesa a 32 acusados del secuestro del imán egipcio Abu Omar, entre ellos 26 agentes de la CIA.

-El Gobierno italiano no ha pedido la extradición de los estadounidenses, que serán juzgados en rebeldía.

-El ex director de los servicios italianos de espionaje, Nicoló Pollari, se acoge al secreto de Estado, respaldado por el Ejecutivo de Prodi.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS