Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 0,9% de los agricultores acapara el 20% de las ayudas de la Unión Europea

El PSOE cree "insostenible" el modelo y pide que se identifique a los beneficiarios

El 0,93% de los agricultores perceptores de ayudas comunitarias para Andalucía acaparó en el periodo 2003-2005 el 20% del total de las subvenciones de Bruselas, un dato que contrasta con que el 78,9% se llevó sólo el 27,3%. Estos datos han llevado al presidente de la Comisión de Agricultura del Congreso y diputado socialista por Jaén, José Pliego, a pedir al Gobierno que haga públicos los nombres de los perceptores de las ayudas, pues entiende que existe un "problema de legitimación social". Según Pliego, muchos de los que más se benefician ni siquiera llegan a producir en sus explotaciones.

Según los datos facilitados por el PSOE basados en un informe de la oficina de Eurostat de la Unión Europea, la situación de desequilibrio en el reparto de las ayudas se hace aún más patente en Andalucía, donde menos de 3.000 de los 318.000 agricultores que el último año tuvieron derecho a ayudas agrícolas de la UE se llevaron una quinta parte de todo el presupuesto.

Durante 2006, España recibió 6.505 millones de euros de ayudas europeas, de los cuales 3.530 están dedicados al nuevo sistema de pago único a los agricultores y ganaderos, con un total de 854.000 perceptores. De esta cantidad, Andalucía acapara casi un tercio, con 1.200 millones en ayudas para 318.000 perceptores.

El hecho de que el modelo actual de ayudas, nacido de la última reforma de la Política Agrícola Común (PAC), esté basado en gran parte en los derechos históricos adquiridos por los agricultores durante un periodo de tres o cuatro años que Bruselas tomó como referencia, es algo que, según el PSOE, desincentiva la producción y hace más grandes las diferencias entre los agricultores. "Los subsidios los acaparan las explotaciones de mayor dimensión económica y muchos de los beneficiarios de las ayudas ni siquiera llegan a producir; es un modelo insostenible social y políticamente", manifiesta el diputado socialista José Pliego, que preside la Comisión de Agricultura del Congreso.

Página web

Pliego ha elevado una interpelación al Gobierno, a través de una pregunta oral, para que se hagan públicos los nombres de los perceptores de las ayudas comunitarias. "Cualquier ciudadano que con sus impuestos paga estas ayudas tiene derecho a saber, con nombres y apellidos, quién cobra estas ayudas y qué cantidad cobra cada uno", asegura Pliego, que plantea como alternativa una página web donde el Ministerio de Agricultura o cada comunidad autónoma difundieran el destino de las subvenciones.

Pliego cree que esta iniciativa es "la mejor medicina" para luchar contra lo que él llama un "problema de legitimación social" de las ayudas comunitarias. Y es que, son varios los colectivos que han cuestionado este sistema de reparto, que ha sido también el argumento principal utilizado por el Sindicato de Obreros del Campo (SOC) y varios cargos de Izquierda Unida para protagonizar las ocupaciones de fincas de los grandes terratenientes andaluces.

Nombres como los de la duquesa de Alba, Mario Conde, las familias Domecq o Mora Figueroa, la del ex ministro Arias Cañete, las inmobiliarias Osuna o Ávila Rojas o el conocido empresario taurino José Luis Martín Berrocal -condenado la semana pasada a dos años y medio de prisión por falsedad al cobrar de forma ilegal más de 300.000 euros en ayudas agrícolas en los años 1996 y 1997- son algunos de los principales acaparadores de ayudas agrícolas en Andalucía y también los que justifican los problemas de legitimación social a los que alude el PSOE.

Desarrollo del medio

También el secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores en Andalucía (UPA), Agustín Rodríguez, rechaza el modelo actual: "No puede ser que las subvenciones sirvan para incremento de patrimonio de unos pocos; tienen que ir al desarrollo del medio rural y a fijar la población", subraya. La PAC actual está asegurada hasta al menos el año 2013, aunque en Bruselas ya se aprecian algunos movimientos para adelantar la reforma a 2008 ó 2009.

En todo caso, el diputado José Pliego cree necesario abrir un debate sobre la necesidad revisar el actual modelo y abrir una nueva redistribución "que tenga en cuenta la realidad social y laboral de las explotaciones" y donde se apoye el desarrollo rural. Cobra fuerza de nuevo la alternativa barajada en su momento por el Ministerio de Agricultura para aplicar políticas de modulación, con un recorte de en torno el 20% para los perceptores de más de 300.000 euros, una medida que ya aplicaron algunas comunidades, como Castilla-La Mancha.

Con todo, el PSOE pide el mantenimiento de la PAC, aunque aboga por su urgente revisión. Y es que, de las rentas que obtiene el agricultor el 30% de media son ayudas, y el 86% son pequeños agricultores con rentas agrícolas inferiores a 10.000 euros al año. La PAC se lleva el 46% del presupuesto de toda la Unión Europea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de enero de 2007