Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El obispo de Córdoba rechaza el rezo musulmán en la mezquita

Juan José Asenjo argumenta que el permiso generaría "confusión"

El obispo de Córdoba, Juan José Asenjo, rechazó ayer que los musulmanes recen en la mezquita de la ciudad. La Junta Islámica de España ha pedido al Papa el uso ecuménico del templo para "enterrar enfrentamientos pasados". El prelado recordó que el edificio fue primero una basílica visigótica, centro religioso islámico en el siglo VIII y, 500 años después, de nuevo un templo cristiano. Para Asenjo la medida "sólo generaría confusión en los fieles".

El obispo de Córdoba rechazó ayer la posibilidad de que los musulmanes puedan orar libremente frente al mihrab de la mezquita. El prelado difundió un comunicado en el que recordó que el templo es cristiano desde la conquista de la ciudad en el siglo XIII y fue levantado sobre los restos de "la basílica visigótica dedicada a San Vicente Mártir".

El obispo cordobés reaccionó así a la carta que la Junta Islámica de España, radicada en Almodóvar del Río (Córdoba), ha remitido recientemente al papa Benedicto XVI, a través del nuncio apostólico en España, en la que se solicitaba permiso para que los musulmanes pudieran orar frente al mihrab sin problemas. En la misiva se afirmaba que la propuesta busca "enterrar enfrentamientos pasados". "Los musulmanes españoles no tenemos que recuperar ningún Al-Ándalus nostálgico. España es Al-Ándalus y Al-Ándalus es España", se sostenía en la carta.

Sin embargo, en opinión de Asenjo el uso compartido del templo "no ayudaría" al diálogo entre religiones y "sólo generaría confusión en los fieles, dando pie al indiferentismo religioso".

Además de recordar que "el Obispado de Córdoba y su Cabildo tienen títulos jurídicos fehacientes para mantener el uso exclusivo de la catedral por la Iglesia Católica", Asenjo indicó que los recintos para cada una de las confesiones "deben ser proporcionados al número de fieles". Para el obispo, la cantidad de musulmanes en Córdoba es "relativamente" pequeña, "habida cuenta del corto número de inmigrantes que existe".

Posibilidad "legítima"

Por su parte, Gaspar Llamazares, coordinador general de IU, afirmó ayer que la posibilidad le parecía "legítima" y que "no debería haber problema" para que se pusiera en marcha.

El uso ecuménico de este templo es algo que llevan planteando los musulmanes españoles desde hace décadas. El malagueño Mansur Escudero, presidente de la Junta Islámica de España, es ahora el abanderado de esta iniciativa. En 2004, Escudero ya hizo llegar esta idea al Vaticano. Fue invitado al Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso celebrado en Roma y pidió al presidente de este órgano eclesiástico, Michael Fizgerald, que los musulmanes pudieran orar frente al mihrab. Fizgerald dijo que la decisión era una competencia del obispo.

Pero el rezo de musulmanes en el edificio más emblemático de Córdoba no ha estado prohibido tajantemente. Se han hecho en las últimas décadas algunas concesiones simbólicas. Una de esas excepciones fue en diciembre de 1974, durante los últimos coletazos de la dictadura franquista. El privilegiado fue Sadam Husein, entonces vicepresidente del Consejo del Mando Revolucionario de Irak. Según Escudero, pocas veces más (sobre todo en rezos comunitarios) se ha repetido esta concesión.

El presidente de la Junta Islámica sostuvo ayer que el obispo Infantes Florido, que estuvo al frente de la diócesis cordobesa entre 1978 y 1996, fue el último que denegó públicamente la posibilidad a los musulmanes de rezar en el templo de forma normalizada. A Asenjo, el actual prelado, no se le había formulado oficialmente la petición. Aunque ayer el obispo se adelantó y rechazó la propuesta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de diciembre de 2006