Educación asegura que el decreto del castellano puede chocar con el Estatuto

Dolors Rius se perfila como secretaria del departamento

Por primera vez desde que se supo que el Gobierno central aumentará en una hora a la semana el tiempo dedicado al castellano en la escuela, el consejero de Educación, Ernest Maragall, afirmó ayer que la norma entraña un riesgo de invasión de las competencias de la Generalitat. Aunque Maragall se mostró prudente, opinó: "Cuando [la invasión competencial] se verifique desde un punto de vista jurídico, ejerceremos nuestros derechos."

El decreto aprobado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero establece que deben impartirse desde el curso que viene tres horas de castellano a la semana. En Cataluña, las escuelas podrán seguir dando la clase de estructuras lingüísticas en catalán, pero sin restarla de las tres horas semanales de castellano.

"Creo que hay riesgo de invasión competencial y estoy absolutamente decidido a que cuando se verifique desde un punto jurídico ejerzamos nuestros derechos con convicción y firmeza", declaró Maragall en el programa Els matins, de TV-3.

El consejero de Educación afirmó: "Lo primero que tenemos que hacer es disponer del dictamen del gabinete jurídico para ver si hay o no invasión respecto a nuestra competencia educativa, particularmente en el Estatuto. [El dictamen jurídico] lo tendremos la semana que viene. A partir de ahí lo someteremos al Gobierno con las alternativas desde el punto de vista jurídico que se planteen". CiU desde la oposición y también ERC e ICV han fustigado en los últimos días al consejero instándole a tomar medidas jurídicas. A juicio de estas formaciones, el decreto entra en competencias que corresponden al Gobierno catalán.

Dictamen, la próxima semana

Maragall cree que la semana que viene dispondrá del informe jurídico que ha pedido para conocer si hay invasión competencial. Luego quiere comparecer en el Parlament para explicar la situación -"porque hay preocupación legítima sobre esta cuestión"- cuando haya una posición del Gobierno.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Gobierno central decide el 55% del tiempo de las asignaturas de Primaria en comunidades con dos lenguas oficiales como Cataluña. Tras el decreto estatal, ahora le toca a la Generalitat decidir sobre el 45% restante. "Lo que hemos de hacer es desplegar nuestro decreto, que es el de verdad. Éste [el del Ejecutivo central] es el de mínimos, no el que se aplica directamente. El que se aplicará es el que hará la Generalitat y resolverá correctamente esta cuestión en beneficio de todos", remachó el consejero.

Maragall rechazó que se pueda utilizar la sexta hora de clase que han iniciado este curso la mayor parte de las escuelas catalanas de primaria para reforzar el castellano, porque es de refuerzo y profundización, y no forma parte del currículo.

El consejero se reunió ayer con los socios de gobierno del tripartito para fijar una postura común en el asunto de la lengua en la escuela. A la reunión asistieron Miquel Iceta, por el PSC; Joan Ridao, de ERC, y Dolors Camats, de ICV. Al término de la reunión, el departamento hizo público un comunicado en el que se afirma: "El Gobierno de la Generalitat y los partidos que le dan apoyo defenderán en todo momento (...) las competencias educativas de la Generalitat establecidas en el Estatuto de autonomía". Asimismo, el departamento fijará "los contenidos educativos de los diversos ciclos (...) con el fin de garantizar el dominio del catalán, castellano e inglés".

Por otra parte, la llegada de Maragall al departamento provocará cambios en el organigrama. El objetivo en esta nueva etapa es tener dos secretarías en la línea ejecutiva inmediatamente por debajo del consejero. La actual jefa de gabinete de Maragall (que ya lo era con el anterior consejero, Joan Manuel del Pozo), Dolors Rius, se perfila como secretaria general en sustitución de Francesc Vidal. A su cargo estarían al menos tres direcciones generales, afirmaron fuentes conocedoras de la reestructuración. El actual secretario de Educación, Francesc Colomé, se mantendría en el cargo al frente de otras tantas direcciones generales. Estos cambios serán estudiados y eventualmente aprobados en el próximo Consell de Govern, afirmaron las fuentes consultadas

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS