Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación vendió edificabilidad a Telmo Martín a un tercio del valor de mercado

El alcalde recuperó por 500.000 euros el aprovechamiento de una finca expropiada

La Diputación de Pontevedra calculó en 1.900 euros el precio de venta del metro cuadrado construido en Portonovo (Sanxenxo), a través de un convenio del que se benefició una empresa del alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, del PP. Así se establece en el acuerdo firmado por Construcuatro con la institución provincial, por la que ésta traspasó los derechos de edificación de 1.460 metros cuadrados expropiados para un vial a cambio de 500.000 euros. Las inmobiliarias de Sanxenxo consultadas estiman en 6.000 euros el precio del metro construido en la zona.

El cálculo del precio final de la edificabilidad se fijó en un estudio de la Diputación que parte de un valor del metro cuadrado construido en 1.900 euros. Así, Construcuatro, de la que Telmo Martín posee el 33%, pudo recuperar la edificabilidad de la parcela expropiada a cambio de 499.451 euros. La Diputación ya había ingresado 312.319 euros en la cuenta de Construcuatro en concepto de expropiación, por lo que la empresa de Martín se quedó con los derechos de edificación en esos 1.460 metros a cambio de 168.491 euros.

La expropiación afectaba a parte de una finca de 3.610 metros cuadrados que se integraron en el Polígono de Ejecución Integral 10, en Baltar, en primera línea de la playa de Portonovo, el mismo donde Construcuatro vendió por 2,78 millones de euros tres fincas adquiridas como rústicas y después recalificadas. El destinatario final de los terrenos fue en todos los casos Construziona, empresa de Ramón y Eladio Cuiña, hermanos del ex conselleiro José Cuiña.

El convenio entre la Diputación, que preside Rafael Louzán, del PP, y Construcuatro, culmina un proceso iniciado en 2001, cuando la entidad provincial notifica la expropiación al anterior propietario de la parcela, ex concejal del PP en Pontevedra, por 1.446 euros. Finalmente, el jurado de expropiación estableció un precio de 279.358 euros más intereses de demora, en una reunión a la que no asistió ningún representante de la Diputación, "a pesar de haber sido citado formalmente", según el acta. Seis meses después, Construcuatro se hacía con la finca por 480.810 euros, con el derecho a ingresar en su cuenta 312.319 a los que ascendió la expropiación con los intereses.

Antes de vender la finca a Construziona, la Diputación aprobó el convenio con la empresa de Telmo Martín por el que cede los derechos urbanísticos del terreno expropiado, a petición de Construcuatro, y que se traspasan al resto del terreno. El Servicio de Arquitectura cifró en casi medio millón de euros el precio del aprovechamiento urbanístico, "en base a los criterios de valoración aplicados a parcelas ubicadas en la misma zona". Esas parcelas eran de Construziona, a la que también expropió la Diputación para devolverle después la edificabilidad de 865 metros cuadrados a cambio de 344.953 euros.

"Respuesta contundente"

El portavoz del grupo parlamentario socialista, Ismael Rego, afirmó ayer que echa de menos una respuesta "contundente" del máximo responsable de los populares gallegos, Alberto Núñez Feijoo, ante los reiterados casos de supuestas irregularidades urbanísticas en los que están inmersos alcaldes del Partido Popular, según informa desde Lugo Arcadio Silvosa.

Rego entiende que el alcalde de Sanxenxo "ya debería estar en su casa", al trascender que recalificó un humedal y lo vendió en 2,78 millones de euros. "Son muchas casualidades las que van apareciendo", comentó Rego, quien lamentó la falta de una respuesta "contundente" por parte de Núñez Feijóo y consideró el caso de Sanxenxo una cuestión "muy seria y delicada" ante la que el PP, precisó, "tendría que dar ya una respuesta".

EL REGIDOR NIEGA QUE SE TRATE DE UN HUMEDAL.

El alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, sostiene que la zona donde se construye el edificio Illas Atlánticas, sobre una parcela recalificada y después vendida por su empresa por 2,78 millones de euros, no es un humedal. Un juez de Cambados precintó en noviembre las obras e investiga su legalidad ante las denuncias vecinales, en las que se advierte del riesgo de inundaciones. En la foto, imagen de las obras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de diciembre de 2006

Más información