Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un alumno toma una sobredosis de pastillas tras denunciar acoso

Un alumno del instituto María Bellido de Bailén (Jaén) de 13 años tomó en dos ocasiones una sobredosis de pastillas por el acoso escolar que dice sufrir. La familia del chico va a denunciar a una veintena de compañeros y a la dirección del centro por considerar que no ha tomado las medidas necesarias, algo que la dirección del instituto niega.

El joven intentó supuestamente quitarse la vida el miércoles, pero los fármacos no le hicieron efecto. El viernes aumentó la dosis de pastillas y tuvo que ser ingresado en el hospital San Agustín de Linares, donde el lunes fue dado de alta tras un lavado de estómago.

"Mi hijo iba tambaleándose, con los ojos desencajados, sin parar de llorar, tiritando; el día de antes [del segundo intento de suicidio] me dijo que no quería vivir, que él quería irse arriba, que ya no podía más", declaró la madre del adolescente, Antonia Moral, al diario Ideal.

Aunque el joven venía denunciando la situación de acoso desde hace varios años, en concreto desde que estaba en Primaria, la madre informó ayer de que la situación se ha agravado en el presente curso. Moral denunció que su hijo sufrió continuos insultos, burlas y vejaciones y que llegó a ser encerrado en un armario durante varias horas. "Cuando llegaba del colegio se metía en su cuarto, se ponía a llorar y no quería ni comer", indicó la madre, tras asegurar que su hijo no volverá al instituto porque tiene miedo."Se quiere ir hasta de Bailén porque ya no puede ni salir a la calle", subrayó. El joven se encuentra ahora en tratamiento psicológico.

La dirección del instituto informó de que desde el inicio del curso se han impuesto varias sanciones, e incluso suspensiones, a varios de los alumnos implicados en las supuestas vejaciones y agresiones. El centro planteó el traslado del alumno, mientras el portavoz de la plataforma de padres contra la violencia escolar en Jaén, Jesús Liébana, pidió ayer que no "sean las víctimas las que se vean obligadas a dejar el centro escolar". La delegada de Educación en Jaén, Angustias Rodríguez, señaló que se ha pedido al instituto un informe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de diciembre de 2006