Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El porcentaje de dinero para educación baja durante el mandato de Aguirre

Madrid es la región con menor gasto educativo en función de su PIB, según datos de 2004

Si en 2003 la Comunidad de Madrid se gastaba en educación 27 euros de cada 100 que ingresaba, el año que viene destinará sólo 25. Dos puntos porcentuales menos en cuatro años. Al mismo tiempo, las arcas regionales han inyectado cada vez más dinero en la enseñanza concertada. Desde 2004, el primer presupuesto del Gobierno de Aguirre, el crecimiento anual de los fondos para los centros concertados ha rondado el 15%. Y si se compara con otras regiones, Madrid tampoco sale bien parada: según el INE, es la que menos esfuerzo dedicó en 2004 a la educación en relación con su riqueza.

El departamento encabezado por Luis Peral es el responsable de formar este año a más de un millón de estudiantes -610.000 en colegios públicos e institutos; 270.000 en centros concertados; y 200.000 universitarios-. Los 4.525 millones que recibirá su consejería suponen un crecimiento del 6% respecto al ejercicio anterior. Pero esta subida se sitúa por debajo de la experimentada por el presupuesto total de la Comunidad, que asciende a más de 18.000 millones de euros. A las críticas por la caída del peso relativo de la educación en cuatro años, el consejero Peral responde afirmando que se siente "muy satisfecho" con recibir uno de cada cuatro euros que ingresa la Comunidad. "La oposición puede criticar que destinemos el dinero a otras cosas; pero nunca especifica de qué partida retiraría fondos para pasarlos a educación", comenta.

Comisiones Obreras denuncia en un informe realizado por su gabinete de estudios que el Ejecutivo regional cierra la legislatura como la abrió, "escatimando dinero para la educación". También critica que la partida de gasto de la Consejería de Educación que más aumenta es la de las transferencias corrientes, que surte de dinero a la escuela concertada y a las universidades. Este dato revela, según el sindicato, "la política privatizadora del Gobierno de Esperanza Aguirre", del PP. Y es que mientras que el presupuesto de la Comunidad ha aumentado un 44% desde que Aguirre accedió al poder, el de educación lo ha hecho sólo en un 30%.

Sobre los cada vez más cuantiosos fondos que reciben los colegios privados concertados, Peral califica de "equilibrada" la proporción que mantiene su departamento: 7.500 millones para la pública y 750 para la concertada, que atiende a más del 30% del alumnado. Peral zanja el debate sobre las desviaciones de fondos hacia la enseñanza de gestión privada con el argumento de que defiende que los padres tengan libertad para elegir los centros en los que estudien sus hijos.

Según CC OO, el gasto educativo madrileño "no está a la altura" de la riqueza que genera la región, cuyo PIB creció durante el último año un 4%. El sindicato echa en cara a la Comunidad que no se aproveche de este vigor económico para intensificar el esfuerzo educativo: "El Gobierno de Aguirre es el que menos dinero gasta en esta partida con relación a su PIB". Así, frente a Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía -comunidades que destinan más del 4,5% de su riqueza a la formación de sus niños y jóvenes-, se sitúa Madrid, que dedica un escaso 2,7%, el porcentaje menor de todas las comunidades españolas, según datos oficiales de 2004.

"La izquierda usa muy a menudo el argumento del porcentaje del PIB que se destina al gasto educativo; y la verdad es que no es un argumento muy riguroso", asevera el consejero Peral. Pero éste es el criterio que utiliza la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para medir la inversión en educación.

El consejero Peral habla también de las necesidades especiales que una comunidad como Madrid tiene, por ejemplo el "elevadísimo" coste de la red de transporte. "El porcentaje de su presupuesto que la Comunidad dedica a educación, el 25%, es mayor que la media española, del 22,6%, y mucho más elevado que el de comunidades socialistas, como Cataluña, que no llega al 17%", concluye el consejero.

Respecto al gasto por alumno matriculado, Madrid estaba en el año 2002 en el furgón de cola, con 2,5 euros por escolar, cifra que tan sólo Andalucía empeoraba. En el otro extremo de la lista se situaban el País Vasco y Navarra, con más de 4,2 euros.

CC OO reconoce en su informe que las ayudas oficiales para comprar libros de texto han aumentado en el último año en casi medio millón de euros (de 24 millones a 24,48), pero critica que su cuantía haya disminuido un 20%, de 125 a 100 euros.

"Es una medida publicitaria que no atiende a los problemas de las familias más necesitadas, sino que busca el voto de la clase media-alta", aseguran en el sindicato. "Todas las solicitudes, procedentes de familias de todos los estratos sociales, han sido atendidas", replica Peral.

Respecto al programa de colegios bilingües, CC OO dice que para financiar este programa "escaparate", la consejería ha dejado sin financiación otros programas de formación del profesorado. "Para que se introduzca el bilingüismo en un centro, tiene que contar con el apoyo del 75% de los padres y profesores. Y me alegra decir que uno de cada seis niños entra ahora en un centro con este sistema", concluye el consejero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de noviembre de 2006