Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Urbanismo salvaje

El alto cargo del Gobierno balear detenido diseñó el plan de Mallorca

Uno de los detenidos en la trama balear de corrupción urbanística de Andratx, Jaume Massot, fue el encargado por el Gobierno que preside Jaume Matas, del PP -del que era director general hasta el lunes-, de negociar y asesorar técnicamente la redacción y el pacto final, en 2004, del Plan Territorial de Mallorca.

En las reuniones políticas y como experto en urbanismo acompañaba a la vicepresidenta balear, Rosa Estarás, según Miquel Nada (Unió Mallorquina), uno de sus interlocutores durante la negociación del Plan.

El plan urbanístico insular delimitó desde el Consell de Mallorca, con gran polémica política y grandes tensiones entre grupos inmobiliarios, las zonas donde se podrán efectuar las grandes macrourbanizaciones residenciales y turísticas y en qué lugares podrán generar grandes negocios por nuevas obras o reconversión. Sólo una de las operaciones pactadas facilita una operación de 1.200 chalés en Marratxí.

Massot, según el auto judicial conocido, está implicado por su supuesta actuación como funcionario de Andratx, donde estuvo controlando el urbanismo durante 20 años, hasta 2003. En los tres últimos años siguió visitando su territorio local y mantuvo gran relación con el alcalde Hidalgo, un hombre que estuvo cerca de 14 años al frente del control político y personal sobre los temas urbanísticos en coalición con los grandes partidos baleares.

20 años de control

Al ser detenido, Massot presentó su dimisión como director general de Ordenación del Territorio del Gobierno de Baleares, a su consejera y protectora, la responsable del departamento de Fomento, Mabel Cabrer, mano derecha del presidente del Gobierno, Jaume Matas. Cabrer dio la cara en el Parlamento balear y puso la voz en el pleno por la gestión de Massot en el Ejecutivo.

El PP, Matas y el mismo fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, aseguran que la investigación abierta sobre Massot sólo atañe a su acción en Andratx, y apartan del caso judicial su gestión al frente de una de las áreas más delicadas y estratégicas del Gobierno balear.

El ex director general se reunió ayer por la noche en el cuartelillo de la Guardia Civil con su letrado Miquel Capellà y se mostró sereno y confiado, según éste. Massot elaboró y negoció con los sectores políticos y empresariales el proyecto de ley del suelo y la vivienda de Baleares, que finalmente Matas retiró y dejó sin aprobar.

Distintos dirigentes del Partido Popular destacaron ayer que la investigación judicial que ha provocado la detención de Massot se refiere a sus gestiones en el Ayuntamiento de Andratx y, en ningún caso, con su trabajo al frente del departamento de Ordenación del Territorio de la Administración autonómica de Baleares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de noviembre de 2006