Los sindicatos repudian a Azkarraga como interlocutor para resolver la huelga

Justicia acusa a las centrales de mentir y reitera que no va a plantear nuevas ofertas

Los cinco sindicatos que han convocado la huelga indefinida de los funcionarios de la Administración de Justicia (CCOO, CSIF, ELA, LAB y UGT) descalificaron ayer al consejero Joseba Azkarraga, de EA, como interlocutor válido para resolver las causas que han motivado el paro, que mañana cumple un mes y ha motivado la suspensión de centenares de juicios. Los sindicatos, que demandan su equiparación salarial con el resto de trabajadores de la Administración autónoma, acusaron a Justicia de "mentir" en su última propuesta económica. Las centrales, emplazaron a los dos socios de Eusko Alkartasuna (PNV y EB), a que reconduzcan la situación en el Consejo de Gobierno.

Más información

Los sindicatos, que celebraron una rueda de prensa conjunta en Bilbao, se quejaron de que el Ejecutivo les esté regateando dinero y, al mismo tiempo, pague publicidad en los periódicos para dar a conocer su postura. A renglón seguido, criticaron que la propuesta económica que el Gobierno defiende como similar a la equiparación supone "una trampa y una mentira" que ha perseguido romper la unidad sindical.

Las centrales aseguraron que con los 5,2 millones en que el Ejecutivo valora su propuesta se acabaría la huelga, porque la equiparación cuesta en torno a 4,6 millones. "Sobraría dinero", dijo la portavoz de LAB, Loreto Calvo. El representante de ELA, José Luis Fradejas, concluyó que el conflicto es la expresión de "una pataleta más dentro de la cabezonería de Azkarraga en este tema".

El comité de huelga interpreta que el consejero ha dado marcha atrás para evitar que otros colectivos de funcionarios en similar situación demanden las mismas condiciones. "No nos equiparan, a pesar de que nos lo deben desde hace diez años, para que otros colectivos no se enfaden", resaltó Fernando Abad, de CSIF. "Nos están utilizando de ariete y están politizando la Justicia", aseveró.

Con el 76% de los juicios suspendidos, según los datos de los convocantes, y un retraso acumulado que puede superar ya los seis meses, los representantes de los trabajadores emplazaron al Gobierno en su conjunto a tomar cartas en el asunto. "Los dos socios de Azkarraga, PNV y EB, deberían poner sosiego en este asunto y reconducirlo. Al final, la solución va a venir de la mano del máximo órgano del Ejecutivo, es decir del Consejo", dijo la portavoz del comité, Elena Pérez, de CCOO, sindicato mayoritario en el sector. El director de Empleo, Alfonso González Berruete, ha citado a los sindicatos para mañana, aunque éstos no creen que el motivo sea modificar los servicios mínimos.

"Puede pasar de todo"

El comité es consciente de que el conflicto se puede alargar. "Nos han echado un pulso y puede pasar de todo, pero si no se soluciona el conflicto van a tener a un colectivo muy enfadado. Ellos verán cómo afrontan en esas condiciones, por ejemplo, la modernización de la oficina judicial", advirtió Fradejas.

Justicia respondió a las críticas en un comunicado en el que sostiene que "si alguien está mintiendo en este asunto, son precisamente las centrales sindicales". El departamento reiteró que la oferta económica que presentó a los sindicatos el pasado viernes es la "definitiva" y acusó a los convocantes de haber mantenido un planteamiento "erróneo desde el principio", ya que la homologación no significa un incremento salarial del 12%. "Los sindicatos lo han vendido así a sus afiliados, cuando la equiparación lo es a todos los efectos, no sólo los retributivos sino también de condiciones de trabajo", añade la nota. La consejería cifró el seguimiento del paro ayer en el 28,93%, 51 puntos menos que el dato de las centrales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 22 de noviembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50