Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blair dice que en el desierto afgano se juega la seguridad mundial

El primer ministro británico, Tony Blair, se reunió ayer con unos 800 soldados británicos en Camp Bastion, principal base británica en la provincia meridional afgana de Helmand, en su primera visita a Afganistán, y dijo ante ellos que en ese "extraordinario trozo de desierto se juega la seguridad mundial". Blair añadió que "la única forma de garantizar la paz es estar dispuestos a luchar por ella". En esa conflictiva provincia están desplegados 4.500 de los cerca de 6.000 soldados que Reino Unido tiene en Afganistán.

Después de su parada en Camp Bastion, Blair viajó a Kabul, donde se entrevistó con el presidente afgano, Hamid Karzai, al que felicitó por los progresos realizados en el país en los últimos años. En una conferencia de prensa, Blair advirtió de que el combate contra los militantes extremistas será largo, "requerirá el tiempo de una generación" para que se pueda vencer. "O te quedas hasta que el trabajo esté hecho o no lo haces. Y si no te quedas y te vas, le toca a otra generación resolverlo. No estoy preparado para hacer eso", aseguró Blair.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de noviembre de 2006