Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Azpeitia abrirá en 2007 la primera planta en Euskadi de compostaje orgánico

La Diputación de Guipúzcoa invertirá 2,1 millones de euros en la construcción de una planta de compostaje en el vertedero de Lapatx (Azpeitia), cuya entrada en funcionamiento se prevé para el primer semestre del próximo año. La nueva instalación tendrá capacidad para tratar 3.000 toneladas de materia orgánica al año. Inicialmente, recibirá los residuos de las localidades de Zarautz, Zumaia, Azpeitia y Azkoitia, que suman 54.813 habitantes (el 10% de la población de Guipúzcoa).

La planta de compostaje de Azpeitia será la primera de Euskadi que tratará exclusivamente materia orgánica generada en los hogares. En la actualidad existen otras instalaciones similares en funcionamiento, pero que se dedican a recibir restos de poda y jardinería, como las plantas de Ayarza (Bilbao) y el Kompostgune de Ormaiztegi, o residuos agropecuarios, en la empresa Turbas GF ubicada en Idiazabal, según la información facilitada por la Diputación guipuzcoana.

El diputado de Medio Ambiente, Luis María Oyarbide, explicó ayer que la apertura de la planta de Azpeitia supondrá aumentar en un 50% el volumen de residuos que se composta en Guipúzcoa (6.000 toneladas al año).

La Diputación calcula que en Azpeitia se producirán alrededor de 55 toneladas de compost al año, que los citados ayuntamientos empleará como abono en jardinería. La implatación de la estación de compostaje lleva consigo el inicio de un programa piloto de recogida selectiva de materia orgánica en hogares y comercios.

135 contenedores marrones

Para ello se instalará el quinto contenedor, al que sólo se podrá acceder mediante una llave que se facilitará a las personas que voluntariamente decidan separar los restos de alimentos no cocinados. La Diputación tiene previsto repartir 135 contenedor marrones en las cuatro localidades.

La experiencia se irá extendiendo a otras comarcas guipuzcoanos a lo largo de 2008 y 2009, explicó Oyarbide. La segunda planta de compostaje, anunció, se construirá en Donostialdea, previsiblemente en un área próxima al lugar donde finalmente se instale la incineradora.

La bolsa de basura suele contener aproximadamente un 40% de materia orgánica apta para producir compost de alta calidad. Los responsables del Departamento de Medio Ambiente aseguraron que de cada 100 kilos de basura orgánica se obtienen alrededor de 30 kilos de compost que pueden ser utilizados como humus para las plantas y cultivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de noviembre de 2006