Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bassarai rescata 'El Nabarra', un poema de Day Lewis sobre la batalla de Matxitxako

La peripecia del Nabarra es uno de los episodios más conocidos de la guerra civil en la costa vasca, protagonizado por un bacaladero reconvertido en buque de guerra, como lo fueron los seis barcos que formaron la Marina de Guerra Auxiliar de Euskadi. Creada con carácter de urgencia en octubre de 1936 por el bisoño Gobierno de José Antonio Aguirre, aquella flota suplió con valor y entusiasmo sus carencias. Así que no extraña que su breve, pero intensa historia llamase la atención de novelistas y poetas. La editorial Bassarai ha recuperado ahora y traducido al castellano y el euskera, en edición de Gabriel Insausti, los 270 versos de El Nabarra que el poeta irlandés Cecil Day Lewis (1904-1972) dedicó a la última batalla de aquella flota, la de Matxitxako, librada el 5 de marzo de 1937.

"Siguieron adelante los bravos capitanes, / firmes hacia el abismo, sin saber cómo la tierra,/ cómo la niebla les guiaba a un destino". Estos versos son buen ejemplo del aliento épico del poema. "En algunos testimonios del episodio que nos ocupa prevalece el entusiasmo del rapsoda sobre el rigor del cronista", apunta Insausti en su prólogo. En general, con todo, la epopeya que narra Day Lewis se ajusta a lo sucedido en aquella batalla desigual en la que cuatro bous, entre ellos el Nabarra, que escoltaban al buque correo Galdames se tuvieron que enfrentar al Canarias, un crucero de diez toneladas que arrasó a la flota vasca.

Contemplación idílica

Los barcos de la Marina Auxiliar resistieron con heroísmo. Así lo cuenta Day Lewis en su epopeya, que bebe claramente de El árbol de Guernica, el libro de George L. Steer que recoge los episodios vascos de la guerra civil y que adolece de una mirada romántica sobre aquella Euskadi. Insausti se pregunta por esa contradicción entre un poeta comunista, como era Day Lewis, y la contemplación idílica hacia los protagonistas de su poema.

Lo que el lector encuentra en El Nabarra es algo muy distinto de una lectura marxista típica, en opinión del prologuista y traductor al castellano (la versión en euskera es responsabilidad de Jose Luis Padrón). "No el mito de Utopía, sino la imagen de Arcadia", comenta Insausti. Los hombres del Nabarra combaten por su libertad ancestral, sus valles, sus familias, la comunidad.

¿Cómo un poema escrito con esa orientación pasó el filtro de los comunistas británicos? Insausti explica que el canto a la libertad que es El Nabarra también supone una protesta contra la política de no intervención de los gobiernos occidentales en la guerra civil. Afortunadamente, la calidad literaria del poema puede con la pretensión propagandística, opina el traductor.

El Nabarra ya fue traducido al euskera por Luigi Anselmi en 2001 y publicado por el Instituto Labayru. En castellano, sin embargo, no cuenta otra edición disponible salvo la de Insausti.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de noviembre de 2006