Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El régimen iraní duplica su capacidad para producir uranio enriquecido

Irán ha dado un nuevo paso en su programa de enriquecimiento de uranio al activar una segunda cascada de centrifugadoras en un claro desafío a la comunidad internacional. Las grandes potencias estudian un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad para imponer sanciones a Teherán.

La reacción al nuevo paso dado por Irán no se ha hecho esperar. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, dijo ayer: "Hayan duplicado o no sus centrifugadoras, la idea de que Irán se haga con la bomba atómica es inaceptable".

El presidente de Francia, Jacques Chirac, de viaje en China, pidió por su parte la imposición de sanciones si fracasa el diálogo con Irán, mientras el primer ministro israelí, Ehud Olmert, se quejó de que la comunidad internacional "no está haciendo nada" para impedir el plan nuclear del régimen iraní.

Irán planea instalar 3.000 centrifugadoras en su planta nuclear de Natanz para finales de este año. En febrero puso en funcionamiento las primeras 168 centrifugadoras, que ya han producido una pequeña cantidad de uranio enriquecido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de octubre de 2006