Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El proceso para el fin del terrorismo

El Gobierno mantendrá el proceso para el fin del terrorismo si ETA respeta las reglas

La identificación de dos etarras, un hombre y una mujer, como supuestos autores del robo de 350 pistolas y 10.000 balas el pasado martes en una armería de Nimes (Francia) rubrica a ETA como autora del asalto. Una de las dos mujeres retenidas como rehenes por los terroristas ha reconocido fotográficamente ante la policía, aunque con dudas, a ambos etarras. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero todavía aguarda a que la investigación culmine con datos más precisos. Pero ya admite que esta acción de la banda supone el más serio sobresalto del proceso de paz y, tal como anunció Zapatero, tendrá consecuencias.

La posición del Ejecutivo, según fuentes gubernamentales, es que el proceso sólo se mantendrá si ETA respeta las reglas de juego. Esta posición del Gobierno contiene la advertencia a la banda de que únicamente habrá diálogo con ella siempre y cuando cese absolutamente la violencia. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, reiteró ayer en Stratford-upon-Avon (Reino Unido) que el Gobierno pretende que la banda respete las reglas del proceso de paz. "Y ETA no las va a cambiar", afirmó.

Imaz afirma que si se confirma la autoría de ETA habría que verificar su voluntad de mantener el alto el fuego

Batasuna interpreta como una "amenaza" la advertencia de Zapatero de que el robo tendrá "consecuencias"

Identificados, aunque con dudas, los etarras Alaitz Areitio y Ohian Barandaia como autores del asalto en Nimes

Con este pronunciamiento, el Ejecutivo advierte a ETA de que para abrir el diálogo anunciado por el presidente en junio es necesario que termine la escalada que empezó con la kale borroka, siguió con los disparos al aire de unos encapuchados en una campa de Oiartzun (Guipúzcoa) y ha culminado con el robo de armas en Nimes.

El propio ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, afirmaba anoche que, de confirmarse la autoría de ETA en el robo de Francia, sería una "muy mala señal" que va en dirección contraria a lo que se entiende por el alto el fuego permanente y cese definitivo de la violencia. El Gobierno, no obstante, aguardará, para hacer efectivas las "consecuencias" anunciadas por Zapatero, a conocer los resultados de la investigación policial.

Uno de los dos identificados como supuestos autores del robo es, según fuentes policiales, Alaitz Areitio Azpiri, Arrano, nacida en Durango (Vizcaya) en marzo de 1979. Esta mujer, que lleva tatuado un diablo en el abdomen, fue miembro del aparato de captación de ETA en Guipúzcoa y es sospechosa de la colocación de una furgoneta bomba en la calle de Rufino González, de Madrid, en mayo del año pasado.

Areitio supuestamente huyó a tiros en noviembre de 2004 de un control de la Gendarmería en Bernac-Dessus, cerca de Tarbes, en el que fue detenida María Teresa Juarro. Actualmente está, al parecer, encuadrada en el aparato logístico, como integrante de un grupo especial de robos, por lo que el aprovisionamiento de armas y explosivos estaría entre sus cometidos. El otro identificado es Ohian Barandaia, del que las fuentes consultadas apenas han ofrecido datos.

Esta identificación, comunicada por las autoridades francesas a las españolas, pese a las dudas, confirmaría que ETA es la autora del asalto. El robo, según las mismas fuentes, fue preparado con meses de antelación y supuestamente lo perpetraron parte de los más adiestrados etarras. El ataque se interpreta en fuentes antiterroristas como parte del rearme y reorganización que suele llevar a cabo el aparato logístico de ETA. "No hay que olvidar que ETA ni ha desaparecido ni ha renunciado a mantenerse engrasada y en funcionamiento", aseguran mandos de la lucha antiterrorista.

El Ministerio del Interior, no obstante, sigue albergando dudas y sigue pidiendo que se espere al final de la investigación. "Saben que estamos informados puntualmente de las investigaciones, y en este momento todas las líneas que maneja la policía francesa apuntan a ETA", explicó Rubalcaba. "También estamos esperando a que se concluyan las investigaciones. Como saben, ayer el presidente del Gobierno lo calificó de grave y ya avisó de que tendría consecuencias por su gravedad. Vamos a esperar a que la policía francesa acabe su trabajo", enfatizó. Rubalcaba coincidió en una reunión en Inglaterra con su homólogo francés, Nicolas Sarkozy. Éste declaró: "Tenemos fuertes sospechas acerca de la autoría de la organización terrorista, pero no la certidumbre".

Rubalcaba y Sarkozy hicieron estas declaraciones en una conferencia de prensa al término del encuentro que celebraron ayer y el miércoles cerca de Stratford-upon-Avon, en el centro de Inglaterra, los responsables de Interior de los seis grandes países de la UE. El ministro español no quiso profundizar sobre los comentarios realizados la víspera por Zapatero en el sentido de que si ETA había sido la autora del robo eso tendría "consecuencias": "Las reglas de juego del llamado proceso de paz las expuso el presidente del Gobierno hace dos meses en el Parlamento y esas reglas de juego son las que son, y nadie las va a cambiar. Y mucho menos, ETA. ETA no va a cambiar las reglas de juego".

Tampoco quiso especular sobre los motivos que han llevado a ETA a dar este golpe. "Me va a permitir no contestar directamente a esa pregunta porque tenemos que saber quién ha sido, y hay que ser prudentes. Las consecuencias vamos a pensarlas tranquilamente, con prudencia, cuando tengamos los resultados finales de la investigación", agregó.

El líder del PNV, Josu Jon Imaz, señaló en Sevilla que si se confirma que ETA es la autora del robo, "obligaría a verificar realmente la voluntad de mantener el alto el fuego" por parte de la banda, y tras asegurar que "ningún encapuchado va a negociar el futuro" de sus hijos. Imaz añadió que "si ETA abandona las armas se hablará de cosas delicadas", como la situación de los presos o la "reconciliación" de la sociedad vasca.

El portavoz de la ilegalizada Batasuna, Joseba Permach, calificó durante una rueda de prensa en San Sebastián, de "irresponsable político" al presidente del Gobierno por advertir de que el robo perpetrado por ETA tendrá consecuencias. Según ese dirigente, la reacción de Zapatero es una "amenaza" no sólo a la izquierda abertzale, sino a la "oportunidad histórica" que se ha abierto en Euskadi.

Información elaborada por Walter Oppenheimer, Genoveva Gastaminza, Luis R. Aizpeolea, José Manuel Romero y Jorge A. Rodríguez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de octubre de 2006