Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva Jersey iguala los derechos de las parejas gays con los de las heterosexuales

Ya lo decía Bob Dylan hace cuatro décadas: "Los tiempos están cambiando" . Y esa es precisamente la frase que utilizó ayer el Tribunal Supremo de New Jersey en una sentencia lo suficientemente sólida como para garantizar a las parejas homosexuales de ese estado los mismos derechos que a las parejas de sexos diferentes pero lo suficientemente contenida como para que tengan que ser los legisladores quienes decidan si las uniones entre personas del mismo sexo pueden definirse como matrimonio.

"A pesar de la diversidad de nuestro estado, de la tolerancia y la buena voluntad de sus habitantes, y de los muchos progresos realizados por gays y lesbianas hacia la aceptación social y la igualdad ante la ley, esta corte no cree que el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo sea un derecho fundamental garantizado por la constitución".

No obstante, el tribunal, con 4 votos a favor frente a 3 en contra, reconoció que las parejas homosexuales "tienen derecho a los mismos beneficios que las parejas heterosexuales y no pueden seguir estando en desigualdad frente a ellas". La sentencia, de 90 páginas, producto de una demanda presentada por siete parejas gays y lesbianas con más de 15 años de relación, invita a los ciudadanos a pedirle a los legisladores que exijan que se igualen esos derechos.

Decepción

El Tribunal Supremo estatal le ha dado al congreso de Nueva Jersey un plazo de seis meses para que cambie los estatutos sobre matrimonio vigentes en este pequeño estado vecino de Nueva York o para que en su defecto introduzcan una nueva ley con la que se garantice la igualdad de derechos en las uniones entre personas del mismo sexo.

El grupo activista gay Garden State Equality declaró su decepción a través de su presidente, Steven Godstein. "Los que ven esta sentencia como una victoria se equivocan. Las leyes a mitad de camino del matrimonio no funcionan en la vida real", declaró.

Desde 2004 el Nueva Jersey reconoce algunos beneficios para parejas del mismo sexo, como el derecho a que el seguro médico de uno cubra a su compañero o compañera. Pero en la práctica, muchas parejas se han quejado de que los seguros se amparan en que no están casados para no aplicarla. Curiosamente, cuando se aprobó, el entonces gobernador James E. McGreevey, no apoyaba el matrimonio entre homosexuales. Meses después dimitía declarando: "Soy un gay americano".

El Estado de Massachussets es el único de EEUU en el que, como en España, las parejas del mismo sexo tienen derecho al matrimonio. En Vermont se autorizan lo que se llaman uniones legales. En California, Iowa, Connecticut y Maryland están pendientes de las sentencias de sus respectivos tribunales. Pero hay otros 15 estados, como Nebraska o Georgia donde las constituciones se han modificado para prohibir explícitamente los matrimonios gays.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de octubre de 2006