Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vizcaya descubre 676 millones de fraude fiscal en tres años

La Hacienda de Vizcaya ha descubierto en los últimos tres años una bolsa de fraude fiscal de 676 millones de euros y ha remitido 37 casos, por un importe total de 86 millones, a la Fiscalía del Tribunal Superior al ser ya calificados como delitos. Los casos aflorados han aumentado significativamente en los siete primeros meses de este año, con una deuda fiscal de 291 millones y el envío de 11 informes a la fiscalía por un supuesto fraude de cerca de 30 millones de euros.

El diputado de Hacienda, José María Iruarrizaga, quien presentó ayer los datos ante las Juntas Generales, destacó el aumento de "la eficiencia y eficacia" en la lucha contra la evasión tributaria, que atribuyó el incremento de la plantilla del fisco vizcaíno, con 27 nuevos liquidadores y diez inspectores. Para este año se espera convocar una Oferta Pública de Empleo (OPE) para cubrir 27 plazas de liquidadores, siete de inspectores y otras siete de subinspectores. La Hacienda vizcaína ha capacitado a estos últimos para intervenir sobre contribuyentes que declaran hasta tres millones (antes el límite era de 1,8 millones) y se ha creado un equipo especializado para los sectores de mayor riesgo de fraude.

Diez sentencias favorables

La actividad antifraude en lo que va de año supera ampliamente la de otros ejercicios, en los que la cifra aflorada promediaba los 154 millones anuales.

Desde julio de 2003, se han llevado a cabo casi 2,3 millones de actuaciones sobre incumplimientos fiscales, casi todos correspondientes al IRPF. Iruarrizaga detalló que, entre los 37 presuntos delitos remitidos en estos tres años, ya ha habido diez sentencias, todas favorables a Hacienda. Ello ha supuesto la recuperación de 9,8 millones y unas multas, que recaudará el Ministerio de Justicia, de 20,6 millones. "En definitiva, Hacienda recupera las cantidades defraudadas y los infractores reciben un duro castigo", enfatizó el diputado.

El sector inmobiliario, las actividades profesionales, de compraventa de coches de lujo, telefonía y componentes informáticos y recuperación de metales se mantienen como los más proclives al fraude. Las mayores bolsas de fraude detectadas se ubicaron en el sector de la recuperación de metales, con 48 millones de euros aflorados en siete expedientes, seguido de la telefonía y componentes informáticos, con 12,5 millones de euros repartidos en cinco expedientes.

Además, Iruarrizaga destacó que el área de recaudación trabaja cada vez más en las llamadas "derivaciones", una práctica evasiva mediante la cual una empresa con deudas tributarias crea una nueva para no hacer frente a sus obligaciones fiscales. En estos tres años se han abierto 442 expedientes por estas actuaciones, con un importe de 84 millones. El diputado volvió a animar a los ciudadanos a denunciar los episodios de fraude que conozcan ante los servicios de la Hacienda foral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de octubre de 2006