Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los obispos argentinos censuran la compra de tierras por extranjeros

Los obispos argentinos advirtieron ayer de la progresiva "extranjerización" de la tierra en Argentina y alertaron sobre la venta de grandes terrenos a grupos internacionales sobre todo en lugares con grandes reservas de agua. El documento aparece en un momento en que se existe una fuerte polémica en Argentina entre Luis D'Elia, un líder del movimiento de parados (piqueteros), muy próximo al Gobierno de Néstor Kirchner, y el empresario y conservacionista estadounidense Douglas Tompkins.

Hace pocos días D'Elía y varios seguidores invadieron una propiedad de Tompkins, que ha apelado a la justicia. En la actualidad el estadounidense, que se define a sí mismo como "un ecologista profundo", posee cerca de un millón y medio de hectáreas de terrenos en Argentina y Chile.

El aviso de los obispos tiene especial importancia en un país fundado en la agricultura y la ganadería y que se caracteriza por la existencia de innumerables terrenos de cientos de miles hectáreas en manos privadas, pero introduce la novedad de avisar sobre la procedencia extranjera de los nuevos compradores. El documento denuncia que la falta de legislación adecuada y la corrupción está acelerando la desaparición de los pequeños productores y recalca que la proporción entre los habitantes y el reparto de la tierra "es posiblemente una de las peores de América Latina y tal vez del mundo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de septiembre de 2006