Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El inicio del curso

El récord de inmigrantes ahonda la brecha entre escuela pública y privada

El próximo curso tendrá 600.000 alumnos de origen extranjero, el 8,4% del total

El número de alumnos en las aulas españolas no universitarias aumenta gracias a la llegada de inmigrantes. El próximo curso contará con 600.000 alumnos inmigrantes, según estimaciones del Ejecutivo, el 8,4% del total. El curso pasado, según datos presentados ayer, se cerró con 529.461 niños extranjeros y el 7,4%. La escuela pública acoge cuatro veces más de estos chicos que la red privada y la brecha se agranda año a año. El gasto público en educación respecto al PIB se incrementa siete centésimas y sobrepasa los 9.000 millones de euros. El 95,8% de los niños de tres años están escolarizados.

Los alumnos extranjeros se han multiplicado por ocho en los últimos 10 años, un incremento que se ha repartido de forma desigual entre la escuela pública y la concertada hasta el punto de que hay escuelas en comunidades como Madrid, Cataluña, Murcia o la valenciana con alrededor de un 80% de alumnado extranjero. La brecha entre la pública y la privada se ha ido agrandando año a año de forma constante. Hace cinco años, la relación era de tres inmigrantes en la pública por cada uno de la privada. Ahora es de cuatro a uno.

Esta situación ha ocasionado numerosas críticas y fue una de las grandes batallas al redactar la nueva ley educativa. Sin embargo, las cifras son tozudas. El curso pasado, según los datos difundidos ayer, estos alumnos suponían el 8,9% en la escuela pública y el 4% en la escuela privada.

La escuela pública tiene el 67% del alumnado y acoge alrededor del 80% de los inmigrantes que se escolarizan. Pero el Ministerio no distingue entre inmigrantes escolarizados en la concertada, subvencionada con fondos públicos, y la privada, que suele acoger a extranjeros de países desarrollados. "Esos datos ofrecerían una imagen que todos tenemos en la cabeza pero que convendría ponerle cifras", admitió la ministra, Mercedes Cabrera, en la conferencia de prensa de presentación del curso 2006-2007, que empezó ayer en Canarias y que irá abriéndose de forma escalonada en las distintas comunidades. El grueso empezará el lunes.

Las comunidades que más inmigrantes escolarizan son Baleares, Madrid, La Rioja, Murcia y Cataluña, todas ellas por encima del 10% de alumnado extranjero. Casi la mitad proceden de América del Sur; de África llega cerca del 20% y de Europa, un 27,4%.

"Haría falta saber qué peso tienen estos alumnos en los altos porcentajes de abandono escolar temprano [alrededor de un 25% de los alumnos salen de la educación obligatoria sin el título], porque de esa manera sabríamos si los recursos que se están invirtiendo están dando los resultados oportunos", explicó ayer la antropóloga Silvia Carrasco.

El grupo de investigación Emigra, en el que trabaja, observa con preocupación cómo el número de inmigrantes va cayendo a medida que las etapas educativas van siendo más altas. El curso pasado había 228.000 alumnos extranjeros en primaria y 146.000 en la secundaria obligatoria. Sin embargo, al llegar las enseñanzas no obligatorias las cifras caen: 21.800 alumnos cursan bachillerato y 24.000 hacen FP. La falta de continuidad en los estudios se ceba entre los estudiantes norteafricanos y también es "relativamente alta" entre los latinoamericanos", añade.

Cabrera presentó ayer los últimos datos educativos y destacó que este año entran en vigor algunos aspectos de la Ley Orgánica de Educación (LOE), los que se refieren a la organización, dirección y autonomía de los centros o el adelanto de la edad para que los alumnos con dificultades participen en programas escolares adaptados para ellos. Los inmigrantes que se incorporan tardíamente a la escuela podrán entrar en el curso que les corresponda por sus conocimientos, y no atendiendo a su edad.

Estos son algunos otros datos que se presentaron ayer.

- Gasto educativo. El gasto público en educación supone un 4,47% del PIB -fue 4,40% el año pasado- y alcanza 43.390 millones de euros.

- Becas. Las ayudas para la educación se han incrementado un 11,2%. Se reparten 803 millones de euros. Si a estos se le suman las becas para libros, material, exenciones de tasas por familias numerosas y otros conceptos, el curso que entra se superarán los 1.000 millones de euros.

- Etapa infantil. El 95,9% de la población de tres años ya está escolarizada. En algunas comunidades están al 100%. El ministerio estima que este curso se escolarizará, como media, el 17% de los niños menores de tres años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de septiembre de 2006