Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat edita 600.000 revistas sobre sus logros en Salud y niega que sean "publicidad"

Presidencia rechaza que se trate de una campaña porque entonces vulneraría la legislación

El Departamento de Salud, que dirige Marina Geli, insertó ayer en todos los periódicos de Cataluña 600.000 suplementos de 28 páginas titulados Mil días invirtiendo en salud. El encarte, en el que aparecen hasta 10 fotos de la consejera, publicita la obra de Gobierno realizada por el departamento y enumera los proyectos previstos hasta 2012. El Departamento de Presidencia avaló ayer estos encartes porque, a su juicio, no se trata de una campaña publicitaria y, por tanto, no está sujeta a la legislación estatal que prohíbe expresamente difundir los logros de una Administración.

La legislación estatal (ley de Publicidad y Comunicación Institucional de diciembre de 2005) prohíbe expresamente cualquier campaña "que tenga como finalidad destacar los logros de gestión o los objetivos alcanzados" por una Administración. Así reza el artículo 4 de la ley, el único con carácter basico, es decir, de obligado cumplimiento por todas las administraciones, incluida la autonómica. Por su parte, la legislación catalana obliga a que cualquier campaña publicitaria sea aprobada por la Comisión Asesora de Publicidad Institucional. Pues bien, el Departamento de Salud ha hecho caso omiso a esta legislación y ayer, a dos meses de las elecciones autonómicas, encartó una revista en todos los periódicos catalanes, cuya difusión global ronda los 600.000 ejemplares.

El anuncio, con formato revista, consta de 28 páginas en color, con 10 fotos de Marina Geli, en el que se detallan las inversiones realizadas por el Departamento de Salud en cada comarca y en cada municipio de Cataluña. Además, se enumeran los proyectos previstos hasta el año 2012 con un presupuesto total de 3.600 millones de euros. También aparecen tres artículos firmados por la propia consejera, el director gerente del Instituto Catalán de la Salud y por el director del Servicio Catalán de la Salud. El suplemento se titula Mil días invirtiendo en salud. Lo que hemos hecho. Lo que estamos haciendo. Nuestro compromiso de futuro, y en la portada aparece el logotipo de la Generalitat de Cataluña, lo que evidencia que se trata de publicidad institucional.

La publicación de este encarte fue una iniciativa del Departamento de Salud con el total desconocimiento de Presidencia de la Generalitat, es decir, de la Secretaría de Comunicación y de la Dirección General de Difusión, según confirmaron ayer fuentes del Gobierno catalán. Estos dos departamentos son los responsables de autorizar cualquier campaña publicitaria de la Administración catalana.

Comisión asesora

La iniciativa de publicar este suplemento tampoco fue autorizada por la Comisión Asesora de Publicidad Institucional, que, según su reglamento, debe "informar preceptivamente sobre las campañas institucionales de alcance general".

Fuentes de Presidencia de la Generalitat admitieron ayer a este periódico que desconocían la publicación de esta revista, aunque avalaron la iniciativa de la consejera de Salud porque no se trata, a su juicio, "de una campaña publicitaria, sino de un encarte" y, por tanto, no está sujeta a la normativa legal tanto estatal como autonómica.

Tampoco ha pasado por la Comisión Asesora un opúsculo que insertará la Generalitat en la prensa, el próximo domingo, sobre los 1.000 días del Gobierno catalán. El encarte, que según Presidencia no corresponde a una campaña publicitaria propiamente dicha, informará sobre las "actuaciones más relevantes vinculadas a la Administración" de esta legislatura, señalaron las mismas fuentes.

El Departamento de Salud omitió ayer cualquier comentario respecto a la publicación del suplemento porque, según un portavoz oficial, la responsable de su inserción -la jefa de gabinete Carme Pérez- estaba ilocalizable.

Desde Convergència i Unió, su portavoz parlamentario, Felip Puig, calificó la campaña de ilegal porque vulnera "claramente la legislación" y anunció que su grupo se plantea emprender acciones legales contra estas iniciativas del Gobierno catalán. "Ya pedimos la suspensión cautelar de la campaña de los 1.000 días de gobierno, pero esto supera incluso lo que ya nos temíamos", comentó Puig.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de septiembre de 2006