Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Joe Rosenthal, reportero gráfico de la batalla de Iwo Jima

Logró el Pulitzer por la fotografía que se convirtió en el símbolo de la victoria sobre Japón en la II Guerra Mundial

Joe Rosenthal nació en Washington, EE UU, en 1911. Reportero gráfico de Associated Press y de otros medios, fue el fotógrafo que ganó el Pulitzer por la fotografía de la toma de Iwo Jima, Japón, en febrero de 1945. Falleció el 20 de agosto a los 94 años.

Todas las guerras del siglo XX tienen una imagen que se convierte en símbolo inequívoco de aquel momento histórico. Si Nick Ut convirtió la guerra de Vietnam en la imagen de la niña corriendo desnuda por una carretera huyendo de los bombardeos de napalm, los últimos meses de la II Guerra Mundial estuvieron marcados por la batalla Iwo Jima, un cruento enfrentamiento entre japoneses y estadounidenses que concluyó con la victoria de los americanos.

Aquel triunfo quedó grabado para siempre en la retina del planeta gracias a la fotografía que Joe Rosenthal tomó de un grupo de marines estadounidenses izando la bandera de su país sobre el monte Subirachi, desde el que se dominaba la isla. Con aquella fotografía ganó el Premio Pulitzer aquel año. Esta semana la imagen ha vuelto a ser recordada al fallecer su autor por causas naturales en un suburbio de San Francisco a los 94 años.

La fotografía que le hizo célebre fue tomada el 23 de febrero de 1945 y el propio autor no la vio hasta una semana después, cuando ya había dado la vuelta al mundo y se había convertido en uno de los iconos patrióticos que el Gobierno estadounidense utilizó para alimentar el apoyo a un conflicto bélico que muchos norteamericanos se resistían a apoyar.

El presidente Roosevelt vio en la foto la mejor publicidad posible para vender más bonos de guerra y en pocas semanas la imagen ya se había colocado en los escaparates de un millón de tiendas, en 200.000 fábricas, en 30.000 estaciones...

Cinco décadas más tarde aún hay fotógrafos que tratan de imitarla como ocurrió en la zona cero, cuando Thomas E. Franklin inmortalizó en septiembre de 2001 a tres bomberos clavando la bandera estadounidense sobre las ruinas del World Trade Center.

Pero la fotografía de Rosenthal estuvo a punto de no ser tomada nunca ya que como él mismo contó años más tarde, alguien le dijo que ya habían clavado una bandera en aquel monte así que consideró inútil subir hasta allí. No obstante, decidió hacerlo y así fue como se encontró a los seis marines de su foto listos para clavar otra bandera más grande que la que se había izado anteriormente. "Lo que veo detrás de la foto es el esfuerzo de llegar hasta ahí arriba. La devoción de esos jóvenes por su país y los sacrificios que hicieron" dijo Rosenthal.

De origen judío, había nacido en Washington DC en 1911 y en un principio abrazó la fotografía como un puro entretenimiento. En plena Depresión, se mudó a San Francisco con su hermano y allí encontró trabajo en la Newspaper Enterprise Association en 1930.

Dos años después se convertía en reportero y fotógrafo del San Francisco News. A lo largo de su carrera trabajó entre otros para The New York Times y para la agencia Associated Press a quien pertenece su famosa fotografía. Tras el final de la guerra, fue contratado por el San Francisco Chronicle para el que trabajó durante los últimos 35 años de la carrera profesional de Joe Rosenthal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de agosto de 2006