Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La evolución demográfica

España roza los 44,4 millones de habitantes tras recibir 650.000 extranjeros en 2005

Sólo 1,1 de los 1,7 millones de inmigrantes que debían renovar el padrón lo ha hecho

España roza los 44,4 millones de habitantes, de los que 3,88 millones son extranjeros (el 8,7%). Así figura en los datos provisionales de la población oficial a 1 de enero de este año que ayer presentó el Instituto Nacional de Estadística (INE). A lo largo de 2005, se inscribieron en el padrón municipal 646.900 extranjeros, una cifra similar a la de años anteriores. Sin embargo, este aumento se neutraliza con la desaparición de otro medio millón de extranjeros no comunitarios (492.952), excluidos de la estadística oficial por no renovar su registro en el padrón, un deber que ahora se estrena en España.

Al comenzar este año vivían en España 44.395.300 personas, un 0,65% más que al iniciarse 2005, según los datos provisionales del INE (los definitivos se difundirán en torno a diciembre). La población está compuesta por 40,51 millones de españoles y 3,88 millones de extranjeros, un 4,13% más que el año pasado. De cada 100 habitantes, 8,7 tienen nacionalidad no española.

- 647.000 extranjeros más en 2005... A lo largo del año pasado, 646.900 ciudadanos extranjeros se dieron de alta en el padrón municipal. Esta cifra de nuevas inscripciones es el indicador "más aproximado" para contabilizar las llegadas de extranjeros, detalla el demógrafo Joaquín Arango, catedrático de sociología de la Universidad Complutense. El total de estas altas (paso que permite acceder a la sanidad y la educación) es similar a la registrada algunos años anteriores (véase gráfico). En el mismo sentido se manifestó la presidenta del INE, Carmen Alcaide. A juicio de Arango, la llegada de extranjeros no se debe a un eventual efecto llamada de la regularización acometida el año pasado, sino a que "persisten las condiciones de empleo y capacidad de absorción de mano de obra de la economía española".

- ...Y 493.000 menos. En cumplimiento de la normativa de Extranjería, por primera vez los residentes no comunitarios que carecen de residencia permanente y que lleven más de dos años en España están obligados a renovar su inscripción en el padrón (este deber está vigente desde finales de 2005). Alrededor de 1.750.000 personas debían haber cumplido ya ese trámite el pasado 1 de enero, según detalló en rueda de prensa Alcaide. Pero sólo lo han hecho 1,1 millones. Además, los ayuntamientos han dado de baja a unos 200.000 extranjeros tras comprobar que no residían. El resto, 492.952 personas, ni han renovado ni los ayuntamientos les han dado de baja, por lo que el INE, a tenor de la normativa, los ha eliminado de la cifra oficial de población, explican en citado organismo. "Esto sólo tiene efectos estadísticos, no perjudica a los ciudadanos. Siguen inscritos en los ayuntamientos, pero deben renovar", dijo Alcaide. En ese caso, volverán a incluirse en la cifra oficial de población, pero en 2007.

- "Se han ido, o no han venido" Alcaide cree que de este medio millón de personas borradas "algunas se habrán ido y otras no han estado nunca, porque hay gente que empadrona a familiares que no están, por ejemplo para que vengan a operarse". Añadió que otros "no se habrán enterado de que tenían que renovar la inscripción". No se han realizado compañas de ámbito nacional para informar de este trámite, del que quedan exentos los ciudadanos comunitarios. A juicio de Arango, existen indicios suficientes para pensar que buena parte de los inmigrantes desconocían esa nueva obligación.

Mayoría de marroquíes

La colonia marroquí (535.000 personas) se mantiene como la más numerosa, según los datos provisionales de población a 1 de enero de este año que ayer avanzó el Instituto Nacional de Estadística (INE). A continuación se sitúan los ecuatorianos (399.600, casi 100.000 menos que el año anterior).

El tercer lugar es para los rumanos, el grupo que más aumentó a lo largo de 2005. Esta colonia pasó de 317.366 personas a 382.000.

Los británicos, también con un fuete aumento, son el cuarto grupo en importancia (274.000 personas, casi 47.000 más). Tras ellos se sitúan los colombianos, cuya cifra desciende en casi 50.000 ciudadanos (238.600), y los alemanes (un total de 150.200). A continuación, los bolivianos (que pasan de 97.947 a 132.400) y los italianos (115.400).

La colonia asiática más abundante en España es la china: 98.100 personas, 10.369 más que el año anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de julio de 2006

Más información