Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 30% de los universitarios andaluces utiliza la píldora del día después como anticonceptivo

El 50% de los alumnos admite haber mantenido relaciones sexuales sin protección

Una encuesta a 3.573 alumnos de primer ciclo de 38 universidades españolas revela que la píldora del día después es el segundo método anticonceptivo más conocido por los estudiantes andaluces. El sondeo, realizado por universitarios de Jerez, señala que el 49,4% de los alumnos de Andalucía reconoce haber mantenido relaciones sexuales con penetración sin haber utilizado método anticonceptivo alguno. En concreto, los andaluces -sólo superados por los catalanes- son los que más admiten haber eludido los anticonceptivos en sus relaciones íntimas.

Estas son algunas de las conclusiones que se extraen del estudio sociológico desarrollado por José Rodríguez Carrión, doctor en Medicina, coordinador y profesor de Salud Pública de la Escuela de Relaciones Laborales, Trabajo Social y Turismo de Jerez y director de un grupo de investigación adscrito a la Universidad de Cádiz.

La píldora poscoital no sólo es el segundo método anticonceptivo más conocido por los jóvenes universitarios andaluces -por detrás del preservativo-, sino que es uno de los más utilizados. En concreto, el 95% de los estudiantes conoce la existencia de esta píldora y el 30,6% de los universitarios andaluces la utiliza.

Asimismo, el coito interrumpido es el segundo método anticonceptivo (antes también está el preservativo) más usado por los estudiantes de la comunidad. El 43,7%, recurre a este método. En este caso, los estudiantes andaluces sólo son superados por los alumnos asturianos (44,7%).

En concreto, el 82% de los alumnos andaluces encuestados utiliza el condón; el 43,7%, el coito interrumpido; el 31%, métodos hormonales; el 30,6%, la píldora del día después; el 5%; métodos naturales; y el 3,7% espermicidas.

A pesar de que la práctica totalidad (99,7%) de los estudiantes andaluces conoce algún método anticonceptivo, casi la mitad (49,4%) reconoce en el estudio haber mantenido relaciones sexuales completas sin protección. Esta clasificación es liderada por los jóvenes catalanes, ya que el 50,3% admite no haber hecho uso de métodos anticonceptivos.

El estudio también contempla una asociación entre promiscuidad y conductas sexuales de riesgo. Conforme aumenta el número de parejas con las que se ha tenido relaciones, crece el porcentaje de quienes no han utilizado métodos anticonceptivos. Así, mientras que entre quienes sólo han tenido una pareja sexual, el 38% dice haber mantenido relaciones sin usar protección; entre los que dicen haber tenido más de cuatro parejas distintas, el porcentaje se eleva hasta el 82%.

Desconocimiento

En otro apartado del trabajo sociológico se analiza la educación sexual de los universitarios y los datos también evidencian un notable desconocimiento. El 19,7% está bastante o totalmente de acuerdo con que "durante la regla una mujer no puede quedar embarazada", cuando sí hay posibilidad de que quede encinta. Además, llama la atención que el 18,8% de quienes han tenido más de cuatro parejas sexuales está igualmente de acuerdo con esta premisa, así como el 26% de los que dicen mantener relaciones íntimas a diario.

Con la afirmación, igualmente errónea, que sostiene que "con el sexo oral no se contagian enfermedades de transmisión sexual" se muestran bastante o totalmente de acuerdo el 10,5% de los encuestados. Sin embargo, sólo el 5% cree que "si se sabe controlar para no eyacular, la marcha atrás es efectiva como anticonceptivo" en las relaciones. Otro 6% opina que el preservativo "hay que ponérselo justo antes de eyacular y sólo si se va a eyacular".

En cualquier caso, los universitarios demandan más información. El 94,7% de la muestra dice que necesita "recibir formación sobre el riesgo de embarazo en las distintas prácticas sexuales". Un porcentaje incluso mayor (97,2%) esta totalmente de acuerdo con recibir formación sobre el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Por último, el 96% de los estudiantes reconoce que necesita tener más datos sobre los métodos anticonceptivos.

En general, son las mujeres las que muestran un mayor interés por el conocimiento de la materia. El estudio también revela que aquellos que disponen de más información están más satisfechos con sus relaciones sexuales.

A pesar del resultado del muestreo, el 56,4% de los encuestados en las universidades españolas considera buena o muy buena la educación sexual recibida.

Los datos de la encuesta se han procesado bajo licencia de la Universidad de Cádiz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de julio de 2006