Reportaje:

La madre de todos los festivales

El predominio de los grupos ingleses marca un espectacular cartel en Benicàssim

El festival de Benicàssim nació internacional hace 12 años, pero poco podían imaginar sus fundadores que esta calificación acabaría por definir no sólo la procedencia de sus bandas, sino también la de buena parte de sus asistentes. En una edición que se antojaba crucial, el certamen musical al aire libre más popular e importante del verano español ha superado con sobresaliente el adelantamiento de sus fechas, ha agotado todos los abonos y sólo se pueden adquirir entradas de jornada para la fiesta de inauguración, que tiene lugar esta noche. Más que nunca Benicàssim, será internacional hasta el próximo domingo.

Los primeros extranjeros ya pasean por la localidad alicantina, que se verá ocupada por una avalancha de ciudadanos británicos, mayoría entre los asistentes no españoles, así como espectadores llegados de todos los rincones de España, en especial de la zona levantina, Cataluña y Madrid, tradicionales viveros del festival. Les esperan hoteles, pensiones, las tres zonas de acampada del festival y todos los cámpings de la ciudad.

En el escenario principal sólo habrá un grupo español, Manta Ray
Más información
Depeche Mode moviliza a su hinchada

Esta noche, la fiesta de inauguración, protagonizada entre otros por Tom Verlaine, Howe Gelb, Scissors Sisters y Erol Alkan, iniciará las actividades de un certamen que arranca ya tocado por el éxito. Un cartel en el que destacan Morrissey, Depeche Mode, Pixies, Echo & The Bunnymen y Madness como representantes del clasicismo y de la memoria y con The Strokes, Franz Ferdinand o Placebo como estandartes de la regeneración de la escena musical. Entre todos ellos, cabezas de cartel que actuarán en el Escenario Verde, el principal, sólo los asturianos Manta Ray defienden la música local, como de costumbre convidada de piedra en este tipo de festivales.

Por cierto, los más comodones dispondrán de una pantalla gigante que transmitirá en el centro del recinto todas las actuaciones del Escenario Verde así como las ruedas de prensa que se celebren durante el festival.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Al margen del cartel, la novedad del año 2006 consiste en que ésta será también la primera edición en la que Benicàssim reciba apoyo económico de Vince Power, un empresario británico que ha invertido una cantidad que nadie declara en el festival castellonense. Power era propietario de The Mean Fiddler, una empresa fundada en 1982 que incluía los festivales de Reading y Leeds, participación en el festival de Glastonbury y diversas salas de conciertos en Inglaterra. Al vender estos activos se comprometió a no invertir sus ganancias en su propio país, y entre todos los festivales disponibles escogió Benicàssim.

El festival castellonense se ha visto además favorecido por el cambio de fechas, que según algunas fuentes le evita la competencia con el Fuji Festival japonés (finales de julio) favoreciendo así que el calendario de giras de las grandes figuras acabe en Europa a mediados de julio para continuar por Asia después.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS