Reportaje:TECNOLOGÍA | INVENTOR

Chuletas digitales

Un 'pinganillo' en la oreja y un micrófono torácico permiten contactar con el exterior

Exámenes y chuletas. Los foros estudiantiles de Internet se calientan en esta época con mensajes contradictorios sobre la eficacia de estas prótesis y si la electrónica ayuda a construir chuletas más eficientes.

Un fabricante zaragozano anuncia en su web un pinganillo inalámbrico que se camufla en el pabellón auditivo y, con un micrófono torácico, permite contactar con el exterior. Lo llama Chuletas Electrónicas, y el precio va de 350 a 840 euros, según prestaciones. Los mensajes comerciales del sitio son un tanto confusos. Primero explica que estos equipos "permiten la comunicación total con un ayudante secreto que puede estar a kilómetros de distancia, y son ideales para preparar exámenes, escuchar apuntes...". Y luego enfría los ánimos con una advertencia, seguramente de propósitos cautelares: "Copiar exámenes queda prohibido por el fabricante". En el capítulo de avisos añade uno particularmente alarmista: desaconseja alquilar o compartir el pinganillo con desconocidos porque puede haber peligro de contagio de infecciones, "incluso sida".

En el foro selectividad.info se debate sobre la efectividad del sistema. El 'pinganillo' exige, para mayor seguridad, llevar el pelo largo

En foros como selectividad.info se debate sobre la efectividad de tales artefactos. El pinganillo exige, para mayor seguridad, llevar el cabello largo. Tampoco son recomendables las conexiones con el exterior vía teléfono móvil. Como explican, un profesor se paseaba por la clase con una radio portátil y un auricular. Al acercarse a los teléfonos móviles funcionando, la radio tiene interferencias y descubría al copión. "Como veis, no hace falta una gran inversión para detectar este tipo de chuletas, así que vosotros veréis".

En general, el teléfono móvil está prohibido en las aulas, y cualquier llamada puede delatarlo. Pero una aplicación no pensada precisamente con este objetivo puede salvar este obstáculo. La empresa británica Compound ya hace tiempo que vende unos emisores que lanzan un irritante sonido agudo que es inaudible para mayores de 30 años porque a esta edad se pierde capacidad auditiva para determinadas frecuencias. El aparato, llamado Mosquito, fue lanzado para instalarlo en espacios públicos donde se quisiera ahuyentar a ruidosas pandillas juveniles. Desde hace unos meses se ha detectado, en las escuelas británicas, móviles equipados con una buena imitación de este sonido. Lo que era un repelente juvenil, ahora lo emplean los alumnos para recibir llamadas sin que el profesor, un venerable sordo a este sonido, las perciba.

En Youtube hay vídeos explicando otras astucias para copiar. El editor de textos del PC es de gran ayuda para mejorar la técnica de la chuleta clásica porque permite escribir con letras muy pequeñas, pero legibles. Otros recomiendan comprimir el audio de los apuntes a MP3 y descargarlo en un iPod o similares. Problemas: o se dispone de conexión inalámbrica, o el cable subiendo por el cuello hasta el auricular puede resultar visible. Otro inconveniente: localizar entre los archivos el que se ajusta a la pregunta.

La respuesta a estos avances en la copia es de muchos tipos. Hay aulas con inhibidores. Para combatir a los que presentan trabajos a base de copiar y pegar apuntes y tesinas que hay colgadas en Internet han surgido empresas, como Turnitin o Ithenticate, que permiten a los colegios suscriptores de su servicio remitir el trabajo sospechoso para rastrear en su base de datos si el autor es un plagiario de la Red. De cualquier forma, la mejor arma contra el copión es el propio maestro. Se conoce el paño porque fue cocinero antes que fraile.

Prueba de selectividad en un aula de la Universidad de Barcelona.
Prueba de selectividad en un aula de la Universidad de Barcelona.MARCEL·LÍ SÀENZ

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 01 de julio de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50