_
_
_
_

El Museo Thyssen compara los 'paraísos' venecianos de Tintoretto

La exposición incluye también lienzos de Veronés y Bassano

dEl Museo Thyssen-Bornemisza inaugura hoy la exposición Tintoretto. El Paraíso, que reúne los cinco lienzos -dos de ellos de Tintoretto- que se presentaron al concurso convocado en el siglo XVI para decorar la gran sala del Consejo del palacio de los Dux de Venecia. La muestra ha viajado desde el parisiense Museo del Louvre y permanecerá en Madrid hasta el próximo 27 de agosto, cuando emprenderá un nuevo viaje hacia Venecia.

A partir de hoy, los visitantes que se acerquen a la sala Contextos del Museo Thyssen-Bornemisza, que alberga la muestra Tintoretto. El Paraíso, podrán emular a los miembros del jurado del concurso convocado en la Venecia del siglo XVI para decorar la gran sala del Consejo del Palacio de los Dux. El propósito era encontrar un sustituto para el gran fresco del pintor paduano Guariento La Gloria del Paraíso, o, simplemente, El Paraíso, que era el telón de fondo del lugar de reunión del dux y sus consejeros, y que un incendio había dañado irreparablemente.

A la convocatoria, celebrada en 1582, concurrieron Tintoretto y Veronés, que por aquel entonces dominaban la escena artística veneciana, Francesco Bassano y Jacopo Palma El Joven. Las cinco obras -la muestra enfrenta dos bocetos de Tintoretto- integran la exposición número 19 de la serie Contextos de la Colección Permanente del Museo Thyssen-Bornemisza, que permite verlas reunidas por primera vez desde la década de 1580.

"La sentencia sería extraña", relataba ayer Guillermo Solana, conservador del Thyssen. Veronés y Francesco Bassano, dos artistas de estilos muy diferentes, resultaron ganadores. Pero Veronés moría en 1588. "Y Bassano no parecía suficiente pintor, por eso recayó en quien había parecido el gran derrotado". Es decir, el maestro Tintoretto.

"Es la más pequeña y más grande exposición de la serie Contextos", aseguró ayer Solana. Pequeña porque sólo consta de cinco óleos sobre lienzo -el fresco aguantaba calamitosamente el clima de la ciudad-, y grande porque todos ellos son de grandes dimensiones. Además de los dos cuadros de Tintoretto, ambos del mismo título (el primero de ellos de 1564), se exhiben el lienzo de igual nombre, de 1582, de Bassano; La Virgen intercede ante Cristo a favor de Venecia (1582), de Jacopo Palma El Joven; y El Paraíso (1578-1582), de Veronés.

Tintoretto. El Paraíso está organizada por el Museo del Louvre, los Musei Civici Veneziani y el Museo Thyssen-Bornemisza, y el patrocinio corre a cargo del Banco Simeón y la compañía de seguros Fidelidade Mundial.

Preside la exposición La Coronación de la Virgen, o El Paraíso, que Tintoretto pintó en 1588 -que hasta ahora presidía el vestíbulo del museo-. Es el segundo boceto que el pintor presentó a concurso. El primero, realizado en 1564, es propiedad del Louvre. "El primero es una jerarquía celeste tradicional de orden teatral; el segundo es un boceto problemático, más desarrollado a nivel pictórico pero más caótico", explicó Solana.

"La exposición es una aventura: tiene lecturas históricas, iconográficas, artísticas, técnicas", afirmó Jean Habert, conservador jefe del departamento de pintura del Louvre y uno de los impulsores del proyecto. "Cuando visité el Thyssen me quedé parado ante esta pintura extraordinaria; entonces hablé con Tomás Llorens [antiguo conservador del museo] para poner juntos los dos bocetos".

El lienzo <i>El Paraíso</i> (1588), de Tintoretto, que preside la exposición del Museo Thyssen-Bornemisza.
El lienzo El Paraíso (1588), de Tintoretto, que preside la exposición del Museo Thyssen-Bornemisza.EFE
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_